La casa de los rompecabezas

Hay más de cien y están distribuidos por toda la casa. En el baño, en la cocina, en los pasillos y en todas las habitaciones, ocupando el espacio de las paredes desde el piso y hasta el techo.

Hace once años, Ana María Grané y Marcelo Fernández empezaron a armar rompecabezas. Una amiga, Juana Patricia Kalnay les regaló el primero y tanto les gustó, que no han parado.

Desde entonces, entre los dos han armado rompecabezas de quinientas, mil y dos mil piezas, y han hecho tantos que ya casi no les queda lugar donde guardarlos, es por eso que decidieron compartirlos en una exposición que puede visitarse por la noche en una casa ubicada en Chalup, casi Urquiza, en Gualeguaychú.

También están a la venta y el precio es fácil de calcular: un peso por pieza.

 

 

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner