La FAA Entre Ríos considera que es una “decisión acertada” volver a realizar el Censo Nacional Agropecuario

El director en Entre Ríos de la Federación Agraria Argentina (FAA), Elvio Guía, calificó como una “decisión acertada” la determinación del Gobierno nacional de volver a realizar el año próximo el Censo Nacional Agropecuario • El último se realizó en el 2008.

Días atrás el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile anunció: “El año que viene se va a hacer el censo agropecuario. Ya estamos trabajando con el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Las estadísticas hacen falta y hoy no tenemos estadísticas confiables”.

El Ministro dijo que -a su criterio- el último censo “válido” fue el realizado en 2002, ya que el concretado en el año 2008 tuvo resultados parciales y quedó “incompleto”, entre otras cuestiones.

Al respecto, el Director de la FAA Entre Ríos, Elvio Guía, sostuvo: “Me parece que es una decisión acertada porque no hay datos fidedignos acerca de cuántos somos, cuántos quedamos, qué producimos y cómo está cada una de las actividades agropecuarias”.

Para el dirigente rural, los resultados del censo “van a desnudar algo que venimos diciendo hace bastante tiempo: que son muchos los productores agropecuarios que han dejado la actividad y que ha crecido la concentración”.

“Es necesario saber dónde estamos parados para, a partir de ahí, instrumentar políticas públicas diferenciadas y evaluar cómo se puede ayudar a los sectores más chicos y vulnerables”, señaló.

Para Guía, “si se hace seriamente, será una herramienta importante para generar políticas que alcancen a los productores que están en una situación más vulnerable”.

¿Cuánto imagina que ha cambiado el panorama de 2008 a la fecha?, le consultó esta Agencia, a lo que el dirigente de la FAA respondió: “En un primer momento, con el cambio de Gobierno lo que se modificó fue la quita a las retenciones al trigo y al maíz, hubo un avance hacia la transparencia de los mercados y se eliminó el cepo”.

No obstante, aseveró que “hay problemas que persisten” y, entre ellos mencionó “el elevado costo de la producción” y “la gran presión tributaria”.

Al poner un ejemplo, dijo que “producir un kilo de pollo en Argentina sale seis pesos, mientras que en Brasil cuesta tres”. En este sentido, consideró que “el problema es que estamos caros por la forma de producir y porque tenemos impuestos nacionales y provinciales que realmente nos están complicando, y mucho”.

“El problema es la estructura de costos: los fletes en el país son carísimos, el combustible volvió a subir, el gas, la luz siguen aumentando y esto hace que no seamos competitivos. La matriz impositiva es muy alta”, resumió.

 

Apf Digital.

Comentarios