La Justicia confirma que hay presuntas víctimas que no se consideran damnificadas por Rivas

El fiscal confirmó que la imputación a Gustavo Rivas se realizará con cuatro testimonios. La investigación podría extenderse hasta un año.

Lisandro Beherán, coordinador de fiscales de Gualeguaychú, confirmó que inicialmente el abogado Gustavo Rivas será imputado con los testimonios de cuatro víctimas, pero remarcó que “se ha hablado de que hay dos mil abusos, y hoy por hoy estamos abocados en forma concreta especial a esto, y tenemos sólo cuatro (testimonios)”.

El fiscal trató de explicar la escasa presencia de presuntas víctimas, al manifestar que “hoy se está dando una situación que de alguna manera nos preocupa, que es que las víctimas no se presentan, o personas que niegan tener ese carácter”.

Beherán, en conferencia de prensa, dijo que “habrá que tener paciencia”, ya que la investigación podría prolongarse hasta un año, y reveló sobre varias personas citadas por su posible participación como víctimas de los delitos, que “nadie de los muchos que refiero ha manifestado el haber resultado damnificado por los hechos o el ser víctima de los hechos”.

“Han pasado muchas personas por acá, no han pasado cuatro”, remarcó Beherán, quien agregó que “estuve reunido con un psicólogo que me explicaba que el hecho de sentirse víctima es un proceso, no es algo que se adquiere de un día para el otro. A muchos les habrá causado distintas situaciones lo que se conoció en estos días. Pero cada persona lo vive de diferente manera. A unos por ahí los mueve en seguida, y a otros les puede llevar un tiempo”.

Explicó que es distinto, por ejemplo, el caso de un robo, donde para una condena no es imprescindible el testimonio de la víctima. “La diferencia con los hechos contra la integridad sexual, es que son hechos personalísimos, y lo mínimo que se requiere es que una persona refiera haber sido víctima del hecho”, indicó.

 

LOS CARGOS

Sobre las imputaciones a Rivas, dijo que “los cargos son en algunos casos, de algunos hechos en particular, de promoción de corrupción de menores y en otros casos concurre con promoción de prostitución de menores, quiere decir que la misma conducta delictiva es alcanzada por dos delitos penales”.

En cuanto al período investigado, expresó que “hay hechos de los años mil nueve setenta y pico, hasta pasado el año 2000”.

“Son cuatro imputaciones en concreto porque son cuatro las víctimas. Hay más testigos que eso, seis testigos, y obviamente está en los planes de la Fiscalía recibir declaración testimonial a más personas”, añadió.

“Cuatro personas son cuatro mundos, cuatro vidas, y vamos a respetar y tratar de que se haga justicia por esos cuatro. Consideramos que esto no tiene por qué quedar en la nada”, dijo el fiscal, aunque admitió que “resultados, yo nunca podría prometer”.

 

PUEDE EJERCER COMO ABOGADO

Consultado sobre la presencia de Rivas en la plaza San Martín, frente a Tribunales, en la tarde de este jueves, Beherán manifestó que “tenemos que tener en cuenta que a Rivas no se le ha prohibido el ejercicio de su profesión, si estaba en Tribunales o en la zona, es compatible con ese ejercicio. Si alguna persona que está en la causa nos refiere alguna molestia de parte de Rivas, lo tomaremos de la manera que haya que tomarlo”.

 

FOTOS Y VIDEOS

Acerca de las fotos secuestradas, dijo que “quedaron en reserva de esta Fiscalía, no fueron enviadas a periciar. Hay personas que guardan relación con la causa en las fotografías”, y sobre los videos indicó que “el sábado vamos a tener una conclusión preliminar”.

Dijo asimismo que “es de rigor practicar una pericia psicológica. Se llevará a cabo después de la imputación formal. Seguramente la ordenaremos en breve término”.

 

PRESCRIPCIÓN

Consultado sobre el planteo de prescripción de los hechos más antiguos, Beherán consideró que además de los delitos establecidos por la ley argentina, que establece una prescripción a los 12 años,  “han sido vulnerados derechos humanos de menores de edad, de manera sistemática. El Estado argentino les debe a esas personas que aparecen como víctimas, una investigación concreta, total, hasta poder llegar hasta las últimas consecuencias, en base a la Convención de los Derechos del Niño y a la Convención Americana de Derechos Humanos”.

“Esto ha sido resuelto en fallos previos específicamente por la Jurisprudencia de Entre Ríos en el caso Ilarraz y un sacerdote de apellido Moya”, agregó.

 

Máxima Online.

Comentarios