Las luces del oeste

Las luces atraviesan el cielo, y dibujan como un techo de magia… es de noche y se hace día.
Por Fabián Magnotta

Anochece en el tranquilo domingo, pero retumba la alegría en la hoy renovada cancha del club Juventud Unida de Gualeguaychú, que en mayo cumplirá 110 años.
Y las primeras fotos parecen de un estadio de Buenos Aires…!!!
Para los hinchas, un domingo especial, además con cinco goles…cómo olvidar este domingo.
Y las tribunas cantan que vengo del barrio de las vías, barrio de murga y carnaval… y mi silla se tapa de papelitos, justamente el nombre de la comparsa del club en el mejor carnaval argentino.
Así va creciendo el club de los eucaliptus… las tribunas de madera, después una gran tribuna de cemento, y ahora con la iluminación más moderna de la provincia para disputar el Torneo Nacional B…
Y allí entre las luces que bajan de las enormes columnas, se meten las nostalgias de aquellas tardecitas de fútbol. No había que pagar platea para acariciar la vida, no había árbitros, y el arco era de dos árboles y el travesaño era más o menos medio metro arriba de la cabeza del arquero… Era en de balde, pero era en de veras… la pelota siempre es en de veras…
¿Quién podía imaginar cómo se iría proyectando el nombre del club blanquiceleste, que ahora se llena de cámaras y hasta un drone se dibuja en el cielo? El recuerdo tiene para envido, la risa dice truco en la cantina, y la emoción canta retruco…
Nos merecemos bellos milagros, sentencia una bandera…
Barrio de trabajadores, del saludo cotidiano, de guardapolvos, de bicicletas, de las mujeres de la Santa Teresita, de los comercios que siempre tienen el mate en la mesa y de esos jugadores chiquitos que van a practicar cuando nadie filma nada, cuando la plaza Belgrano es ese paraíso sencillo de todos los días…y que ahora soñarán con brillar alguna vez debajo de las luces de otra noche mágica…

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner