La obra de ampliación de la planta de tratamiento de efluentes del Parque Industrial Gualeguaychú está casi terminada

La nueva planta, que incluye la infraestructura de la actual, podrá tratar más del doble de efluentes, los cuales ya no serán vertidos a la cañada Melgar, sino al río Gualeguaychú, aguas abajo de la toma de Obras Sanitarias.

La obra ha sido muy esperada, principalmente por los vecinos del barrio Don Pedro, quienes desde hace años padecen los olores de los efluentes que corren por la cañada Melgar.

En diálogo con Canal 9 Litoral, Ariel Destefano, presidente de la Corporación del Desarrollo, aseguró que “la obra está prácticamente terminada, solo quedan terminaciones y ajustes. Falta muy poco para poder hacer la puesta en marcha general”.

La planta existente nació con el Parque Industrial, en 1975. Su ampliación incorpora una tecnología superior, acorde a los tiempos que corren, que permitirá mejorar la calidad y ampliar el volumen de tratamiento: mientras que la planta actual trata hasta 120 metros cúbicos por hora, la nueva podrá tratar hasta 250 o 280 metros cúbicos.
Otro cambio sustancial es  el nuevo punto de volcado. Hasta ahora los efluentes son vertidos a la cañada Melgar, que desemboca en el arroyo Gualeyán y éste en el río Gualeguaychú, 300 metros aguas arriba de la toma de agua de Obras Sanitarias. A partir de la obra de ampliación, que incluye un entubado de 14 kilómetros, los efluentes serán volcados en el río Gualeguaychú, aguas abajo de la toma de Obras Sanitarias.
Independientemente de  esta obra, cada empresa deberá seguir tratando sus efluentes industriales, porque, tal como explicó Destéfano “esta planta trata efluentes cloacales o asimilables con los cloacales. Las empresas que no cumplan con ese requisito no podrán operar en el Parque Industrial”.
Foto aérea: Celso Bel
Comentarios

About the author  ⁄ Infoner