La Policia de Gualeguaychú detuvo a un prófugo de la justicia de Tigre

Se trata de un hombre llamado Horacio, de 50 años, que había abandonado su lugar de residencia en el delta bonaerense tras haber sido denunciado por dos hermanos de 17 y 12 años por un presunto ataque sexual.

 

 

omo parte de las tareas investigativas, la policía de Gualeguaychú vinculó el nombre de una de las personas identificadas durante las rutinas de control de los hoteles, sitios de alojamientos y obras en construcción, con la noticia publicada esta mañana en Infobae sobre un prófugo de la localidad de Tigre.

Seguidamente, se comunicaron con las autoridades judiciales de dicha ciudad y se realizó el pedido de captura.

En diálogo con canal 9 Litoral, el jefe departamental de Policía de Gualeguaychú, Carlos Pérez, informó que el detenido se estaba alojando en una vivienda lindera a un hotel de calle Alberdi, de Gualeguaychú, propiedad del dueño del hotel, desde hacía cuatro meses y que dieron con su nombre al realizar las tareas de rigor sobre personas que son trasladadas en transportes públicos y alojadas en hoteles de la ciudad. Además, estaba trabajando para una empresa dedicada a las reparaciones de pisos y revestimientos.

La policía de Entre Ríos lo encontró en una obra esta mañana y lo trasladó a la Jefatura de Gualeguaychú, a la espera de lo que resuelva la Justicia.

El caso

Según publica Infobae, el miércoles 9 de mayo pasado a las 11 de la mañana, un vecino de las islas del Delta del Tigre, recibió un mensaje de WhatsApp de uno de sus cinco hijos, de 17. Allí, el menor, le contaba lo que Horacio les había hecho a él y a su hermano de 12.

Horacio era un hombre solitario de acuerdo a testimonios, pero no siempre estaba solo. Era el único habitante de una modesta casa que solía ser frecuentada por una decena de chicos de la zona, por lo general, menores con conflictos familiares de las islas vecinas que encontraban allí una vía de escape y diversión, sobre todo en verano. De noche, con él podían jugar a la Playstation hasta tarde o mirar pornografía. De día, los llevaba a pescar o a jugar al fútbol. También, lo supo G.C ahora, el jardinero les convidaba marihuana.

Hace cinco meses los chicos le contaron a su papá que durante el verano pasado, estando drogados, el jardinero abusó de ellos y luego los amenazó: “Si le decís a tu papá se va a enterar que fumaste marihuana”.

About the author  ⁄ Infoner