La que murió de amor

La dama de la imagen es Isabel Frutos, conocida en la historia de Gualeguaychú como “la que murió de amor”.

Fue hija de don Benito Frutos y de Doña Petrona Carmona.

Cuentan las crónicas de la época que Isabel se enamoró perdidamente de un forastero, un modesto empleado de comercio, pero su padre, arguyendo el escaso porvenir del joven, se opuso tenazmente al noviazgo.

Ofendido en su amor propio, el forastero se alejó de Gualeguaychú. Isabel enfermó de pesadumbre y murió con 19 años recién cumplidos.

Su muerte temprana inspiró a su primo, Olegario V. Andrade quien escribió un poesía que comienza así:

 

 Cual luz fugitiva que cruza la esfera

cual rosa marchita del viento al nacer

así se concluye tu triste carrera

mi joven amiga, mi tierna Isabel.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner