La Serena del Gualeyán, un retorno a lo simple

Cuando se habla de turismo rural en Gualeguaychú, «La Serena del Gualeyán», figura entre las opciones destacadas; tanto por la belleza del lugar, su reserva natural, como por la accesibilidad en las cabañas y piletas.

Muchos gualeguaychuenses la conocen por el salón de fiestas que, lo suficientemente alejado de las cabañas, constituye un sector destacado del lugar. Otros, por la reserva natural que forma parte de las siete áreas protegidas que tiene la ciudad; mientras  que, como casi siempre sucede, son los turistas los que mayoritariamente suelen disfrutar de las bondades de sitios como este.

Allí reina la tranquilidad, predominan los sonidos propios de la naturaleza de esta parte del mundo, el césped mullidito prolijamente mantenido invita a tirarse de panza al cielo y dejar pasar el tiempo. Eso, para quienes amanecen y cada noche se quedan dormidos con bocinas, alarmas activadas y ulular de sirenas de fondo, es el paraíso, la escapada perfecta.

Bety y su sobrino Pablo son los encargados de La Serena, de todo lo que ese lugar ofrece y requiere atención: El salón, las siete cabañas, las cuatro habitaciones, la granja, las dos piletas (una accesible), el pequeño centro de reciclaje, el museo donde pueden observarse pintorescos objetos camperos, y la reserva natural con sus dos mil metros de senderos y sus 115 especies autóctonas.

Más información: http://www.laserenadelgualeyan.com.ar/

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner