La suspensión de Rossi “es algo positivo, pero tarde”

A 255 días del crimen de la joven Micaela García (19) en Gualeguay, después reiteradas denuncias en su contra y varios escraches en su casa de Gualeguaychú, el juez Carlos Rossi fue apartado del cargo.

“Es algo que veníamos pidiendo. La semana pasada nos reunimos con el gobernador (Gustavo Bordet) y la ministra de Gobierno y Justicia (Rosario Romero) por este tema. Es algo positivo, pero tarde. Lo único que han hecho en ocho meses fue decidir que hay motivos para hacer el juicio político a Rossi”, dijo Néstor “Yuyo” García, el papá de Micaela.

El cerco de protección judicial se rompió este lunes y el Jurado de Enjuiciamiento entrerriano le notificó la suspensión. Serán tres miembros del Superior Tribunal de Justicia, un senador, un diputado y dos integrantes del Colegio de Abogados de Entre Ríos los que deberán decidir su destino: Rossi podría ser destituido por mal desempeño de sus funciones o volver a su despacho a firmar resoluciones.

“Llegamos a esta instancia, que es lo que esperábamos. Pero mirando la otra parte, pasaron más de ocho meses en los que Rossi estuvo en plenas funciones, cuando evidentemente había cuestionamientos en su contra”, agregó García.El mismo día que encontraron a Micaela, se presentó la primera denuncia contra Rossi. Después le siguieron otras siete que fueron unificadas y que recién esta semana empezaron a tomar curso.

“Para nosotros, justicia es que Rossi sea destituido del cargo y que Néstor Pavón sea condenado como coautor del homicidio de Micaela, algo que también está pendiente”, concluyó el padre.

Fuente: Clarín
Comentarios

About the author  ⁄ Infoner