La tormenta provocó serios inconvenientes en el Departamento Uruguay

A raíz de las intensas precipitaciones y tormentas registradas durante la tarde noche del viernes y la madrugada del sábado, se produjeron serios inconvenientes en diversos puntos de la provincia, particularmente en zonas rurales de los departamentos Uruguay, Gualeguay y Villaguay.

Pasadas las 20.30 del viernes un fuerte temporal azotó la localidad de Libaros, con ráfagas de viento muy fuerte, acompañadas de lluvia y granizo de diversos tamaños, que afectaron numerosas viviendas y varias granjas de pollos. La lluvia, por momentos torrencial, fue acompañada de intensa actividad eléctrica. Desde la Empresa de Energía de Entre Ríos SA (Enersa), se informó que la acción de la tormenta, con lluvias que oscilaron entre los 30 y los 70 milímetros y fuertes ráfagas de viento, provocó voladuras de techos, cortes de cables conductores y caída de árboles sobre líneas eléctricas. Algunas de las localidades más afectadas fueron Líbaros, Las Moscas, San Gregorio, Domínguez, San Marcial, y zona Parque Industrial de Concepción el Uruguay. En el mediodía del sábado comenzó a normalizarse el suministro eléctrico en algunas zonas.La localidad de Líbaros fue la más afectada por la tormenta que comenzó pasadas las 20.30 y duró pocos minutos, quedó inmediatamente a oscuras, y seguía sin luz hasta la mañana del sábado. “El viento afectó varias viviendas, galpones -con y sin pollos- el arbolado público, postes de luz y teléfono. Fue muy fuerte, como pocas veces vimos”, se indicó en FM Riel.

“Por milagro no hay heridos”, señalaron desde la radio de Basavilbaso al tiempo que aseguraron que no se recuerda un fenómeno con estas características desde los años ’60.

“Al menos media docena de columnas de media tensión de 33 KV de la línea de transporte Basavilbaso-Villaguay terminaron en el suelo, lo que provocaría que San Marcial, Santa Anita, Las Moscas y Domínguez, además de todas las colonias de la zona, quedaran sin luz hasta pasada la medianoche. El tendido paralelo sufrió decenas de cortes en sus conductores, el personal de Enersa trabajó hasta las 2 de la madrugada y retomó al amanecer”, detalló FM Riel.

Anoche, poco antes de las 21, una buena parte de un techo de un galpón, que fue “arrancado” por la fuerza del viento, fue “depositado” sobre la Ruta 20, la que quedó bloqueada al paso hasta que camioneros que transitaban por el lugar, y en medio de la lluvia y oscuridad, lograron retirar las chapas.

Debido a la cantidad de cables caídos -muchos de ellos de alta tensión-, el acceso asfaltado a Líbaros permanecía cortado al tránsito vehicular.

En fenómeno provocó la mortandad de miles de pollos, y la falta de suministro de energía eléctrica dificultó el abastecimiento de agua a las granjas.

Dario Tovani, a cargo de las operaciones de los Bomberos de Basavilbaso, describió en FM Riel que el panorama “es desolador” y que “muchas familias sufrieron graves consecuencias de este meteoro”.

Asimismo destacó la solidaridad entre los vecinos: “Fue conmovedor ver entre la oscuridad y la desesperación que generó la difícil situación que les tocó vivir, cómo se ayudaban unos a otros… pocas veces antes vi una cosa así”, resumió el bombero.

Tovani también destacó que “codo a codo” con los vecinos estaba el presidente de la Junta de Gobierno y que en la mañana del sábado, una vez que las precipitaciones mermaron, comenzaron a intentar reparar los daños.

Inconvenientes eléctricos

En tanto, en un comunicado enviado desde Enersa se informó que las cuadrillas de la distribuidora se encuentran trabajando incluso a pesar de las inclemencias del tiempo. A las 12 de este sábado, el suministro se fue normalizando paulatinamente. La zona más crítica es la de Líbaros, donde los operarios continúan realizando maniobras y reparaciones para poder restituir el suministro en tiempo y forma.

“Ante este tipo de situaciones, ENERSA refuerza el número de cuadrillas para poder solucionar los inconvenientes con la mayor celeridad posible. No obstante ello, pueden producirse demoras debido a la intensidad de las lluvias y a las condiciones del suelo. Los caminos anegados dificultan el ingreso de los vehículos, especialmente en zonas rurales”, se indicó desde la empresa.

Además se aclaró que “cuando ocurren estos fenómenos climáticos, y para evitar cualquier tipo de riesgo eléctrico y priorizar la seguridad de los usuarios, siempre se procede a sacar de servicio las zonas afectadas hasta que las condiciones vuelvan a ser óptimas para su reposición”.

Recomendaciones a tener en cuenta

La empresa emitió una serie de recomendaciones para personas que se encuentran en un inmueble inundado:

“Desconecte, si es posible, el interruptor del tablero principal del inmueble”.

“Evite que las personas circulen dentro del inmueble si no se cumplió el primer paso”.

“Utilice botas de goma o calzado de suela aislante”.

“En caso de necesitar ingresar al domicilio, desconecte el interruptor del tablero principal, siempre que el nivel de agua lo permita”.

“Al proceder a la desconexión, evite al máximo el contacto con el agua y, si es posible, párese sobre materiales aislantes. (Ej.: silla plástica o de madera)”.

“Si el agua alcanzó en algún momento el tablero principal, o si hay agua en el inmueble y aún no ha sido posible la desconexión, solicite a ENERSA que verifique la ausencia de tensión”.

En caso de que el agua se haya retirado:

“Nadie debe tocar artefacto alguno, ni el entorno de bocas de tomacorrientes o interruptores, hasta tanto se efectúe la desconexión y se proceda a verificar si el nivel de aislación es suficiente y efectuar los reemplazos que se consideren necesarios”.

“Antes de volver a dar tensión desde el tablero principal, desconecte todos los artefactos y aparatos eléctricos del hogar”.

“Haga revisar los aparatos que hayan sido alcanzados por el agua por un técnico matriculado y manténgalos desconectados hasta que se haya verificado su correcto funcionamiento y nivel de aislación”.

“Tome los recaudos necesarios. No arriesgue su vida ni sus bienes personales”.

“En situaciones como esta, ENERSA recomienda extremar las precauciones a la hora de movilizarse por la vía pública y evitar tomar contacto con postes de luz y árboles”.

Finalmente, Enersa recordó a sus usuarios que, para todo tipo de reclamos o inconvenientes, pueden llamar sin cargo al Servicio de Atención Telefónica Integral (S.A.T.I.), 0-800-777-0080, las 24 horas, todos los días del año. Para trámites comerciales, pueden comunicarse durante días hábiles, de 7 a 18 horas.

Comentarios