La víctima del abuso reconoció a su agresor en la calle y lo detuvieron

Según informó El Día, es un joven de 23 años, oriundo de Zárate, que estaría de visita circunstancial en Gualeguaychú y alojado en una vivienda cercana a donde ocurrió el ataque. Está detenido en Jefatura y mañana será indagado. La víctima lo reconoció cuando caminaba por calle 25 de Mayo.

La joven de 24 años que sufrió el ataque sexual cuando caminaba por calle Seguí y Rodó el jueves 10 de enero al mediodía, identificó a su agresor. Fue gracias a un mensaje que recibió de una amiga el domingo por la noche, que le informaba que una persona de similares características a la que aparece en las imágenes obtenidas de la cámara de seguridad del Instituto Bettendorff, caminaba por el centro de Gualeguaychú junto a dos personas mayores que serían sus padres.

La joven no dudó un instante y junto con un amigo salieron en un auto a buscarlo. Tomaron calle 25 de Mayo a la altura de Gualeguay y siguieron por la arteria principal rumbo al centro, muy despacio y prestando atención a cada uno de los que caminaban. Luego de cruzar Rocamora y antes de llegar a la esquina de Ayacucho, lo identificó.

Según pudo saber ElDía, la víctima no tuvo dudas e inmediatamente llamó a la Policía. En cuestión de segundos arribó un móvil policial y frenó a los peatones. Los efectivos le pidieron la identificación y tras consultar a la Fiscalía, se libró la detención y lo trasladaron a la Jefatura Departamental, donde se encuentra alojado hasta la actualidad.

La perjudicada de esta historia no tiene dudas, pero se debe seguir con todas las actuaciones de rigor. Mañana será indagado por la fiscal Martina Cedrés, que tiene el caso durante la Feria, y luego de ello es muy factible que se requiera la prisión preventiva por tratarse de una persona con domicilio en Zárate. Luego, y dependiendo si el Juez de Garantías concede la requisitoria fiscal, se realizará una rueda de reconocimiento entre el miércoles y el jueves.

El hecho sucedió en el mediodía del jueves 10 de enero cuando la joven caminaba por calle Seguí hacia al norte y en la intersección con Rodó, un hombre que caminaba delante de ella miró hacia atrás y la atacó sorpresivamente. La joven tomó fuerte su teléfono celular dispuesta a resistir lo que para ella era en principio un robo, pero la intensión de su atacante era otra.

La tomó por detrás y levantó su pollera para tocar sus genitales; y la joven reaccionó empujándolo, pero cuando el hombre intentó abordarla nuevamente, la víctima salió corriendo y se refugió en la casa de una mujer que la contuvo hasta el arribo de la Policía.

Gracias a las imágenes de la cámara de seguridad de la puerta de ingreso al establecimiento educativo del club Independiente, se identificó al agresor pero no se tenían datos sobre su persona. Poco después se solicitó una orden de allanamiento para un domicilio de calle Santiago Díaz al 500 y se detuvo a un joven, que luego en la rueda de reconocimiento no fue identificado por la víctima y con total seguridad porque lo reconoció como habitante de su barrio y lo descartó completamente.

Fuente: El Día.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner