La vida

 

Por Verónica Toller

 

La destinataria del mensaje no soy yo. Y he cubierto la cara de la mamá, por razones obvias. Pero la historia, a mí al menos, me cambia el día. Me reafirma que siempre hay quienes luchan por una vida, toda vida. La destinataria del mensaje lo hizo, escuchando, sin juzgar, cuidando con delicadeza los sentimientos de los otros, hablando, amando, ayudando…

Recuerdo que nos involucró a todos (nos puso a rezar, a hablar con Dios del tema). Y ahora está allí. Porque este bebé hermoso de la foto, vestido de celeste, iba a ser desechado hace unos 8 meses atrás. Acaba de nacer. Y la mamá es la primera y más feliz, está llena de gozo y ternura. Es quien lo tiene en la foto. Ah: dato extra. Le puso al bebé Emanuel, que significa «Dios con nosotros».

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner