Legislatura: El proyecto de ART dividió aguas

La adhesión a la ley nacional quebró el bloque en el oficialismo. Julio Solanas fue uno de los interventores para que su sector sea parte de la maniobra. Báez había presentado un proyecto de repudio. Las declaraciones de Kisser repercutieron en el Senado. Oficialistas están para votar en contra.

La adhesión de Entre Ríos a la ley nacional de ART deberá mirársela con atención. La votación de diputados enturbió las aguas oficialistas. En consonancia, sumó otro capítulo a las desavenencias en la tropa de Cambiemos que suele echar por tierra acuerdos que suceden en la Cámara baja.

La semana pasada, la adhesión a la norma número 27.348 encontró a un grupo de diputados del oficialismo en la vereda de enfrente. Según el registro de la Cámara de Diputados son los solanistas Gustavo Guzmán, Emilce Pross; el pupilo de José Cáceres, Gustavo Osuna; Pedro Báez y Miriam Lambert. Carmen Toller no fue a la sesión. Serían éstos, al decir del Movimiento de Trabajadores de Entre Ríos, “el puñado que no traicionaron a los trabajadores”.

Julio Solanas tuvo que ver en la votación de sus representantes en la Legislatura. El diputado nacional no la aprobó en el Congreso, lo que presenta como lógica la petición que le hizo a sus espadas parlamentarias en la provincia. Báez, por su parte, había presentado un proyecto de repudio a la ley nacional. Cuando llegó al recinto, ya iniciada la sesión, vio lo que se estaba cocinando, se levantó y se fue. ¿Se empiezan a tejer interbloques legislativos? Se verá.

Lo de Lambert es más difícil de entender. No se sabe mucho más que su cercanía con Mariano Rebord. Es su esposa. La esposa, por otro lado, del presidente de la Liga de Intendentes Justicialistas.

Todos los que votaron en contra no dijeron una sola palabra en el recinto, excepto Gustavo Zavallo, quien sostuvo que la iniciativa disminuiría la “tutela sobre el trabajador”. Daniel Ruberto, secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio, sintió la necesidad de hablar. Y de acompañar, claro.

El impulso a la polémica llegó de la mano de Raymundo Kisser. El senador radical señaló que la ley de ART afecta derechos de los trabajadores. “No tengo ganas de dictar leyes que luego sean declaradas inconstitucionales por un impedimento de acceso a la justicia”. Inmediatamente el colectivo gremial que incluye a las CTA (Entre Ríos y Autónoma, entre otras) emitió un documento con los argumentos del legislador opositor. Kisser, otra vez más, rompió el acuerdo tejido en Diputados entre el oficialismo y la oposición.

No sólo el abogado radical está para votar en contra del proyecto, sino que a un grupo de oficialistas no les queda otra. Ángel Giano adelantó que no votará nada que vaya en contra de los trabajadores y que el proyecto venido de diputados se abordará con tranquilidad. Lucas Larrarte, René Bonatto y el vecinalista Pablo Canali están en la misma sintonía.

Este martes los senadores oficialistas se reunieron con Gustavo Bordet. No salió del encuentro la certeza de un cronograma para avanzar con esta iniciativa. Tampoco cuál es, en concreto, el o los artículos que debería modificarse para no caer en inconstitucionalidades. Lo que sí dejaron las jornadas legislativas es material para leer con lupa política.

 

Página Política.

Comentarios