LITERATURA INFANTIL. “La luz mala buena y el lobizón desportillado”, un libro multifuncional sobre mitos argentinos

El sábado 1 de junio a las nueve de la noche, en el Centro cultural Alas, Paulina Lemes presentará “La luz mala buena y el lobizón desportillado”, un libro para cantar, pintar, dibujar e inventar. Dialogamos con su autora para conocer los entretelones de su realización.

 

 

“La luz mala buena y el lobizón desportillado”, fue primero un musical, una de las tantas obras que Paulina ha creado íntegramente y presentado como muestras de fin de año de su academia de música, danza y teatro llamada “Alas”. Ahora es –además- un libro, el primer volumen de la colección Canto Rodado.

Las 15 canciones que contiene corresponden a la obra homónima que fue presentada en el Teatro Gualeguaychú hace pocos años. Sus letras describen a los mitos argentinos y sus melodías corresponden a los ritmos que les son afines. Por ejemplo: La Salamanca es una chacarera y La Solapa es una chamarrita. Además, en este libro se trata el tema del desmonte y las burlas escolares.

Las letras de las canciones están en imprenta mayúscula para facilitar la lectura de los gurises. Cada una está acompañada por un dibujo para colorear, intervenir y con propuestas para crear.

La colección Canto Rodado también aparece acompañada de un canal de Youtube en el que escuchar las melodías.

 

Mano a mano con la autora: Paulina Lemes

 

¿Cómo surgió la idea?

El año pasado, la editorial de Entre Ríos hizo una convocatoria de literatura infantil. La idea de la colección Canto Rodado se terminó de plasmar para presentar en esa oportunidad. Y, si bien una de las canciones de tres libros completos fue seleccionada para la antología «Cardumen» que formó parte de la última Feria del libro, la idea de la colección no obtuvo el apoyo esperado.

Lejos de claudicar, buscamos nuevas maneras de hacer realidad ese sueño y con fondos propios logramos hacer esta primera edición del primer libro de la colección que se llama (como la obra musical homónima) “La luz mala buena y el Lobizón desportillado”. Y este será el primero de muchos otros libros en donde quedarán plasmadas las canciones que desde hace tantos años componemos para las fiestas de fin de año del Centro Cultural Alas.

«Es un tesoro dormido», me decía mi papá, que es mi fan número 1. Y sí, un tesoro dormido y extenso de más de 200 canciones para la familia que se desprenden de trece musicales folklóricos de los más diversos temas.

También es responsable de esta idea la seño Diana Ramos, del colegio Villa Malvina, porque cuando Tahiel, nuestro segundo hijo cursaba primer grado, ella me pidió que compusiera canciones para aprender. Así surgió un disco con melodías para el aprendizaje de las vocales, para la Bandera, para aprender buenos modales, para cantarle a María Niña… A Diana también se le ocurrió hacer un libro para pintar con esas canciones (es una seño inquieta y creativa) y se los regaló a los niños para fin de año.

Después, en una primera instancia trabajamos con Paulina Luciano en el diseño de los libros. Y luego de algún tiempo, y de la mano de Valentina Calveyra y la siempre amorosa imprenta de Agustín Rojas, llegamos a concretar la punta de un ovillo maravilloso.

 

¿Por qué, teniendo tantas obras, elegiste esa para concretar este primer volumen?

Porque nos pareció oportuno arrancar la colección con la obra que teníamos más ensayada. Aunque prometen salir a la luz otras obras como las adaptaciones de El principito, o El Quijote, o Pinocho, o el Pastor Mentiroso, o la Historia del domingo 7, o la Bruja Hermelinda, entre otras, iniciamos con la obra más fresquita, que por otro lado es la primera en que la historia también es completamente original.

¿De qué trata la obra “La Luz mala buena y el Lobizón desportillado”? ¿Tendremos oportunidad de volver a verla?

Es una obra de teatro musical en la que los mitos argentinos se reúnen en el último monte que queda en pie. Quieren salvar al monte que es el lugar en donde viven, el lugar del misterio. Están desesperados. Los hombres han talado hasta la mismísima puerta de la cueca de la Salamanca.

El anfitrión del cónclave del mundo mágico argentino es el Lobizón. Un lobizón desportillado ya que el ratón Pérez se llevó sus dientes de leche cuando tenía 6 años y no le devolvió los permanentes.

El lobizón desportillado tiene miedo de encontrarse con sus antiguos compañeros de la escuela de monstruos. Es que ellos se burlaban mucho de su falta de colmillos y de que él, al igual que su amiga la Luz mala buena, eran un desastre como monstruos porque nunca quisieron asustar.

¿Lograrán la Luz mala buena y el Lobizón desportillado hacer un mundo con lugar para todos? ¿Podrán los mitos argentinos salvar al monte? ¿Recuperará el Lobizón sus dientes? Todo eso se develará el sábado 8 de junio en el Teatro Gualeguaychú a las 17, y el espectáculo será a beneficio del Centro de Crecimiento Personal y Social.

Hernán Archaina interpretando al Lobizón

 

¿Quién compuso las letras y las melodías de las canciones y quién hizo los dibujos?

Las letras y las músicas de las 15 canciones que componen la obra son de mi autoría, al igual que los dibujos que aparecen en el libro con propuestas para pintar y para crear. Las grabamos con Facundo Astorga en guitarra, bajo y charango; Manuel Astorga en flautas; Sebastián Martínez en percusión; Jonathan Batisteza en teclados; Marcelino Wendeler en armónica; y con las voces de Cecilia Scevola, Facundo y Martín Delfino y Tahiel Astorga.

 

¿Qué mitos se ven reflejados en estas canciones?

Los mitos que aparecen son la luz mala, el Lobizón, el ratón Pérez, la Salamanca, el Nahuelito, el Coludo de Jujuy y el Viejo de la bolsa.

 

Viejo de la bolsa – P.Lemes

Viejo, barba y bolsa
mugre añosa , puro hollín.
Viejo, barba y bolsa,
andrajoso arlequín.
Qué llevás en tus alforjas?
Lo quisiera descubrir.

Viejo, barba y bolsa
Saco largo bien «tiznau».
Viejo, barba y bolsa
Con zapato «remendau».
Qué llevás en tus alforjas
De linterna «descuidau»

Viejo de la bolsa
Qué hay en tu maleta?
Sueños de colores,
Libros o cometas?
Si revuelvo bien al fondo
Quién sabe, amigo
Lo que saldrá?

Viejo, barba y bolsa
mil historias por contar
Viejo , barba y bolsa,
mil caminos por pisar
Qué llevás en tus alforjas de tan larga soledad?

Viejo, barba y bolsa
Perro flaco, hueso y piel.
Viejo, barba y bolsa,
Matecito sin comer
Qué llevás en tus alforjas?
Mi niñez quiere saber

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner