Los grupos piqueteros preparan un intenso plan de protestas para marzo

Después de la jornada nacional de protesta encarada hace dos semanas por el tridente piquetero que integran Barrios de pie, la CCC y la CTEP, las organizaciones sociales preparan un cronograma de movilizaciones y piquetes más intenso para marzo.

 

Las medidas incluirán desde cortes de ruta en el interior del país e interrupciones en los accesos de la Ciudad de Buenos Aires hasta un acampe en la Avenida 9 de Julio. Reclaman diálogo con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, un aumento de los planes sociales y la aprobación de una serie de leyes.

«En la jornada nacional de protesta pedimos dialogar con la ministra Stanley, pero pasó más de una semana y aún nadie nos convocó. No hay dialogo», indicó Juan Carlos Alderete, líder de la CCC, a LA NACION.

La organización se prepara para un año de creciente movilización. Por ello, durante el último fin de semana realizó un congreso nacional en Santa Rosa, La Pampa, donde se reunieron más de tres mil delegados de todo el país para discutir y aprobar un «plan de lucha». «Entre el 8 y 24 de marzo convocaremos una jornada nacional específica de los piqueteros», precisó Alderete.

Las medidas incluirán desde cortes de ruta en el interior del país e interrupciones en los accesos de la ciudad hasta un acampe en la Avenida 9 de Julio. Reclaman diálogo con la ministra Stanley, un aumento de los planes sociales y la aprobación de una serie de leyes

Por su parte, Daniel Menéndez, titular de Somos-Barrios de Pie, de reciente ruptura con la organización política Libres del Sur, adelantó que la fecha de una nueva protesta de carácter nacional será entre el 10 y 20 de marzo.

Desde la Ctep, que organizará el 28 de febrero un plenario nacional en la ciudad de Buenos Aires, con la presencia de más de mil delegados de todo el país, confirmaron que durante el mes de marzo convocarán a nuevas medidas de acción callejera si no media ninguna respuesta a los reclamos presentados en la jornada nacional de protesta.

Además del pedido de dialogo con la ministra Stanley, las organizaciones sociales reclaman por un aumento urgente en los valores de los planes sociales (hoy en $6000) y la aprobación urgente de las leyes de Emergencia Alimentaria, Agricultura Familiar, Infraestructura Social, Emergencia en Adicciones. Además, exigen el presupuesto para la ley de Urbanización de Barrios Populares.

 

Protestas coordinadas con sindicatos

Los movimientos sociales intentarán continuar confluyendo con otros actores sociales. El 26 de febrero se unirán a los trabajadores estatales que, en el marco de un paro nacional, marcharán en la provincia de Buenos Aires.

El mismo día, en la ciudad de Buenos Aires se movilizarán al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), contra el aumento de tarifas, junto al sector sindical que encabeza Juan Carlos Schmidt. Luego concurrirán al Congreso de la Nación para exigir una ley que frene el último aumento. El 27 acompañarán los reclamos de empresarios pymes que se movilizarán en Rosario.

La última jornada piquetera nacional recibió el apoyo de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Corriente Federal de Trabajadores que encabezan los gremios bancarios y camioneros y la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que conduce Schmidt.

Desde el ministerio de Desarrollo Social reconocen la difícil situación social y, en especial, el empeoramiento de los indices de pobreza. Sin embargo, no dudan en relacionar las futuras acciones de protesta con la campaña electoral

Por fuera del triunvirato piquetero, otros grupos planean sus propias manifestaciones. «Hoy haremos un plenario nacional con otras organizaciones para aprobar un plan de lucha. La primera jornada nacional probablemente sea el 13 de marzo, con cortes de accesos a la ciudad de Buenos Aires y cortes en distintas rutas de 16 provincias del país. A mediados de marzo finalizaremos con un acampe en la avenida 9 de Julio», contó Eduardo Belliboni, del Polo Obrero.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner