Macri, sobre el crimen de Micaela García: “Este tipo de jueces no lo podemos tener”, sentenció

Tras el hallazgo del cuerpo sin vida de Micaela García este sábado, el presidente Mauricio Macri mostró su apoyo a la familia y además aseguró que el juez que dejó en libertad a Sebastián Wagner, principal sospechoso por el crimen, debe ser apartado de su cargo.

 

“Este tipo de jueces no lo podemos tener”, advirtió el mandatario. Asimismo, confirmó que mantuvo una conversación con el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, que sostuvo que debería ser removido, en caso de que no presentara su renuncia, el juez de ejecución penal de Gualeguaychú, Carlos Rossi, quien había excarcelado al condenado por abusos sexuales que ahora terminó detenido por el crimen de Micaela en Gualeguay.”Lo apoyé, le dije que tenía razón. Hay que cuidarnos entre los argentinos. La vida es algo único”, dijo el mandatario sobre las palabras de Garavano, en diálogo con radio Mitre que reprodujo La Nación.

“Todos tenemos que entender que tenemos que asumir nuestra responsabilidad. No hay un presidente o un gobierno que resuelva mágicamente los problemas. Somos todos”, indicó Macri para luego asegurar que un juez tiene que entender el poder que tiene y que ese poder es para ayudar a la comunidad, “no para sostener caprichos ideológicos”.

“Cuando un juez asume la responsabilidad tiene que entender la dimensión de su poder”, finalizó el jefe de Estado en relación al asesinato de Micaela.

“Si el juez no renuncia, que debería hacerlo y se lo pedimos, el Consejo de la Magistratura debería removerlo. Hemos tenido otros casos donde al jury lo terminaron, uno fue muy famoso con Zaffaroni que intervino como abogado [por el caso Axel López]”, explicó, en tanto, Garavano.

Y agregó: “Esto es una batalla cultural, como muchas que está dando el gobierno, que implica cambiar. Hay mucha gente que juega en otra dirección y alentó estas decisiones por una cuestión ideológica y política”.

Garavano se mostró indignado por la decisión del juez Rossi y contó que ayer habló con el padre de Micaela. “No sabes la impotencia que siento yo. En definitiva hay un montón de jueces que hacen bien su trabajo y se ven afectados por un juez que toma una decisión de locos. Esto afecta a toda la sociedad. La situación es dramática”, apuntó.

“Por eso es importante que las instituciones empiecen a funcionar y que cada uno se haga cargo de las decisiones que toma”, resaltó.

El cuerpo de la joven de 21 años fue hallado ayer a las 11.30 en la estancia Seis Robles, en una zona arbolada de difícil visibilidad desde la calle y camino al paraje rural de González Calderón.

Por el crimen fue detenido en la localidad bonaerense de Moreno como principal sospechoso Sebastián Wagner (30), quien había sido beneficiado con libertad condicional cuando cumplía una condena de 9 años por dos violaciones.

Más de diez mil personas marcharon anoche en la ciudad entrerriana de Gualeguay para reclamar justicia para Micaela y en repudio al juez Carlos Alfredo Rossi, quien dispuso la liberación de Wagner, mientras que centenares participaron en una manifestación similar ante el Obelisco de la ciudad de Buenos Aires.

 

ANÁLISIS

Comentarios