Más de 500 personas se vacunaron contra la Fiebre Amarilla durante el mes de enero en Gualeguaychú

El Nodo Epidemiológico del Hospital Centenario Gualeguaychú reforzó la atención del Vacunatorio durante los jueves para responder a la amplia demanda por prevención de Fiebre Amarilla. 

Según informó el Hospital Centenario, en el mes de enero, la inoculación contra esta enfermedad viral registró un promedio de 120 pacientes vacunados cada jueves entre las 7 y 13 horas, que es el único horario destinado para esta práctica.
Elina Villaruel, responsable del Nodo, precisó que «si bien en esta temporada del año aumenta la demanda ya que coincide con las vacaciones y los viajes al exterior, es bueno que sepan que todo el año se pueden acercar a vacunarse».
Asimismo la especialista comentó que «al igual que el verano de 2018, estamos recibiendo a personas que vienen de otros lugares de la provincia, algunos desde Buenos Aires e incluso a ciudadanos uruguayos, como hospital de frontera».
Nación entrega semanalmente una cierta cantidad de dosis, lo que obliga a tener una logística ajustada para que los jueves no haya faltantes y gracias a la colaboración del personal del Vacunatorio se está respondiendo adecuadamente a la población.
La Fiebre Amarilla es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura de algunas especies de mosquitos y puede ser grave o hasta provocar la muerte ya que no tiene tratamiento, pero es posible prevenirla usando repelentes; ropa de mangas largas, de colores claros y uniformes o teniendo mosquiteros y/o aire acondicionado en el lugar de hospedaje.
Brasil es un país endémico y los turistas que eligen viajar a esas playas deben previamente cumplir con la recomendación emitida por el Ministerio de Desarrollo Social y Salud de la Nación de inocularse contra esa enfermedad. 
Sin embargo, no todos deben colocarse la vacuna. «Se sugiere evitar la vacunación porque puede tener efecto adverso en niños menores de un año y personas mayores de 60; inmunodepresivos, es decir, aquellos que vivan con VIH, Hepatitis B o C; pacientes que requieran medicación con dosis de corticoides o inmumoduladores que bajan las defensas; trasplantados y alérgicos a componentes de huevo, pollo o gelatinas; enfermos oncológicos o en tratamiento por cáncer; mujeres embarazadas y madres que estén lactando», aclaró Carlos Gauna, coordinador Departamental de Salud.
Finalmente, Elina Villaruel apostó por la responsabilidad social al recordar que las personas se pueden inocular en cualquier momento del año y aclaró que la vacunación es únicamente los jueves en el turno de la mañana porque «la vacuna viene en frascos multidosis y lo que no se ocupa en la jornada debe ser desechado. Se busca evitar el sobrante de frascos abiertos». 
Fuente: Hospital Centenario.
Comentarios

About the author  ⁄ Infoner