Mattiauda fue el único que votó en contra del plan maderero

En la primera sesión del periodo legislativo 2017 obtuvo media sanción el proyecto de ley enviado por el Ejecutivo sobre la creación del Plan Maderero Entrerriano. La iniciativa fue votada en contra sólo por el senador del departamento Gualeguaychú Nicolás Mattiauda.

En la argumentación del voto negativo, el senador Mattiauda (Cambiemos – PRO), indicó que su objetivo es “velar por el logro de una gestión sustentable y adecuada del ambiente”, como así también “la preservación y protección de la diversidad biológica y la implementación del desarrollo sustentable.”

Más adelante, el representante del departamento Gualeguaychú argumentó su posición haciendo un repaso por la normativa vigente: “sostengo que deviene fuera de lugar, improcedente y contraria a derecho, la pretensión de derogar la Ley Provincial N° 9.759. En primer lugar, porque significaría afectar el principio de no regresividad al eliminar una protección ambiental consagrada en la norma y socialmente incorporada como un baluarte en defensa de derechos de raigambre constitucional como la vida, la salud y el no otorgamiento de licencia social a emprendimientos contaminantes. Y en segundo lugar, porque la Ley 9.759 integra el plexo normativo que la Legislatura provincial ha sancionado en distintos momentos y que se erigen en el conjunto de leyes que realza e identifica a una sociedad que viene construyendo un perfil propio al pensar el desarrollo sustentable. La ley anti-represas, la que declara a Entre Ríos libre de plantas productoras de pasta de celulosa, el avance en el rechazo al sistema fracking de exploración y explotación de hidrocarburos, y la Ley 9.759, llamada “Ley de la Madera” precisamente, son algunos de los ejemplos que respaldan aquella afirmación.”.

El legislador mencionó también que “la ley 9.759 fue una conquista del trabajo y las gestiones de legisladores y ciudadanos gualeguaychenses, quienes, bregando por la protección del ambiente, ganaron esta batalla que se consideraba perdida”.

Por último, el senador Mattiauda destacó que se puede llevar adelante el plan foresto-industrial “sin la necesidad de derogar la Ley Nº 9.759” y agregó que “la derogación de la ley en cuestión reduciría el rol de la industria maderera entrerriana, a ser proveedor de materia prima, sin valor agregado, para pasteras contaminantes”.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner