“Mi pareja me insultaba, me golpeaba, me amenazaba»

Una joven alojada en el Hogar de Protección Integral de Mujeres de la Municipalidad de Concepción del Uruguay, donde recibe contención desde hace 40 días, dialogó con medios de la ciudad para contar el infierno de la violencia en primera persona y dar su aporte para alentar a mujeres víctimas de violencia, a que se animen a denunciar.

“Mi pareja me insultaba, me golpeaba, me amenazaba. Nunca me había sentido respetada hasta ahora. Hay que animarse a denunciar, no se puede vivir con miedo”, señaló esta mujer que llegó al Hogar de Mujeres de Concepción del Uruguay escapando de los golpes, los gritos y el hostigamiento permanente.

Su vida era un calvario. “Vivía con miedo, ya no dolían tanto los golpes sino el terror de no poder salir de esa vida. Nunca me habría animado a denunciarlo sino tuviera un lugar a donde ir con los nenes”, cuenta y todavía en su voz se percibe algo de temor.

Prefiere no decir su nombre, pero hoy se anima a contar la verdad. “No me animaba a hacer la denuncia. Cuando fui a la comisaria después de una paliza les dije que quería denunciarlo pero no me animaba porque no tenía adonde ir. Ahí me contaron del Hogar, tuve una entrevista, y me anime”.

En diciembre de 2018, la Municipalidad de Concepción del Uruguay puso en funcionamiento el Hogar de Protección Integral para Mujeres en Situación de Violencia “Nuevo Amanecer”. Con la coordinación del Consejo Municipal de la Mujer brinda protección, albergue, contención y atención interdisciplinaria temporal a mujeres víctimas de violencia, y a sus hijos o niños a cargo menores de 18 años.

Viviana Sansoni, concejal e impulsora de políticas de género en la ciudad explica que el ingreso de las mujeres es dispuesto mediante oficio judicial, “esto significa que la mujer previamente debe haber realizado la denuncia en alguna de las comisarías, en los Juzgados de Familia, Fiscalía o Ministerio Pupilar. No obstante, si existe algún factor que le impida a la mujer hacer la denuncia, se valora la posibilidad de ingresar al Hogar con el compromiso de que haga la denuncia ni bien esté en condiciones. La Municipalidad, desde la gestión del Dr Lauritto hizo una inversión y un esfuerzo muy importante para que este Hogar sea una realidad y una herramienta de protección a mujeres que no tenían a donde ir”.

En primera persona


La violencia estuvo ahí desde que inició su relación de pareja. Primero fueron gritos, y como suele suceder, se naturaliza. “Al principio le respondía, pero después me dio mucho miedo. Durante mucho tiempo me callé. Hasta que un día empezó a golpearme. Pero la decisión de salir de ahí fue por los nenes… A los chicos no les pegó, pero había empezado a gritarles y a ser agresivo. Esa violencia verbal es mucho peor. Porque los chicos se habían acostumbrado a eso: a los gritos, a los golpes, a no saber cómo iba a entrar a la casa ese día…”, cuenta ella, todavía con dolor en sus palabras.

Se muestra sumamente a gusto en el Hogar, donde convive con una realidad diferente desde hace 40 días. “Ya me había separado muchas veces antes, pero adonde yo iba él me encontraba, me buscaba, me amenazaba y yo volvía por miedo. Ahora estoy re tranquila, me siento por primera vez querida y respetada. No estaba acostumbrada a que me traten bien. Yo sé que hay muchas mujeres que no se animan a denunciar por miedo, por vergüenza. Tienen que saber que acá hay un lugar donde nos van a ayudar. Hay que denunciar. A mí me han ayudado un montón”.

Nuevo Amanecer

Las mujeres que ingresan al Hogar trabajan con un equipo integrado por la Coordinadora, una trabajadora social, una abogada y una psicóloga. “Ellas son encargadas del plan de acción y el informe de riesgo de las mujeres alojadas, y de los menores en caso de que también estén alojados”, detalló Sol Álvarez, coordinadora del Consejo de la Mujer que tiene a su cargo el Hogar.

Además trabajan seis operadoras en horarios rotativos durante las 24 horas. Ellas son encargadas de acompañar a la mujer en tareas cotidianas y en caso de tener que realizar trámites o actividades fuera del Hogar. También es tarea del equipo interdisciplinario fortalecer las redes y los vínculos sociales de las víctimas, favoreciendo que ellas puedan reencontrarse con su entorno familiar o social. Se busca que el trabajo del equipo contribuya al empoderamiento de las mujeres en el desarrollo personal y laboral.

“Yo me levanto y es como que estuviera en mi casa, llevo a la nena a la escuela, vuelvo, limpio y trato de devolver toda la ayuda que me están dando. Las chicas son re buena onda, yo puedo ir y hablar tranquilamente con la psicóloga o la abogada, porque me siento muy cómoda con ellas”, cuenta esta joven que sueña con una nueva vida, una vida de respeto.

Finalmente, deja una reflexión para todas las que sufren directamente o indirectamente, o a aquellos que tienen una persona conocida, enredada en la telaraña de la violencia de género: Un grito es violencia, a lo primero te acostumbras, pensás que es natural, pero no lo es. Yo aprendí eso acá. También aprendí que tenés derecho a que te traten bien, al respeto, y que tenemos derecho a no vivir con miedo. Por eso a quienes sufren de violencia, les digo que no están solas, que se animen a denunciar, que hay un lugar a dónde ir y que hay muchas personas dispuestas a ayudarnos. Se puede salir”.

Dónde denunciar


Si sufrís violencia de género, o sabés de una situación cercana de este tipo, podes acercarte a realizar la denuncia en cualquier comisaría de la ciudad. Hay que tener en cuenta que quienes tienen personal especializado y capacitado permanentemente para atender este tipo de denuncias o situaciones es la comisaría del Menor y la Mujer, en Mitre 1207 (teléfono 430895). Pero se reitera, para denunciar se pueden acercar a cualquier comisaría de la ciudad, como así también en sedes judiciales de fiscalía, defensorías o juzgados de familia de la ciudad.

También el Hogar de Mujeres de la Municipalidad, tiene un teléfono celular al que se puede consultar, donde se puede recibir asesoramiento o evacuar inquietudes sobre cómo proceder en diferentes casos de violencia. El teléfono celular es el 15 403146, o se pueden acercar personalmente en el Consejo Municipal de la Mujer, de 7 a 19, en 25 de Mayo 293, allí encontrarán a personal para escuchar, orientar y aconsejar sobre los pasos a seguir ante cada situación.

En la provincia

El Registro Judicial de Causas y Antecedentes de Violencia (Rejucav), que funciona en el espacio de la Oficina de Género del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos (STJER), entre otras acciones lleva un registro del que se desprende que en la provincia hubo entre el 1 enero y el 28 mayo de este año 5.603 denuncias de algún tipo de violencia contra la mujer y que actualmente 522 mujeres portan botón antipánico como medida de protección. De esas denuncias 946 son redenuncias. Es decir, reincidencias.

Fuente: Dirección de Comunicación Ciudadana de la Municipalidad de Concepción del Uruguay

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner