Miguel Angerosa: “Que la memoria sirva para que aquello no se vuelva a repetir nunca más”

Miguel Angerosa tiene dos hermanos desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar de la Argentina: Daniel y Blanca, quien a su vez tuvo un hijo en cautiverio y hoy es uno de los nietos buscados por Abuelas. Este sábado 24 de marzo, Miguel, junto a cientos de vecinos de Gualeguaychú, marchó pidiendo Memoria, Verdad y Justicia para que aquello que tanto dolor causó, no vuelva a suceder.

 

“Estoy muy contento porque veo que la marcha ha sido grande y que cada vez más personas se animan a participar para recordar esta fecha”, expresó Miguel Angerosa, quien caminó con la foto de su hermana Blanca en el pecho. De ella dijo que la recuerda “con mucho cariño y tristeza a al vez, es un sentimiento contradictorio, la recuerdo con su juventud, sus ideales, sus ganas de vivir y de luchar por un mundo mejor”.

Blanca Estela, o “Blanquita”, como le decían por ser la más pequeña de los hermanos Angerosa y, a su vez, para diferenciarla de su mamá, Blanca Ingold, tenía 19 años cuando la secuestraron en Capital Federal, el 3 de marzo de 1978. Por testimonios de sobrevivientes, pudo saberse que permaneció detenida en el CCD “El Vesubio” y que la llamaban “La Nona”. Estos mismos testimonios, afirman que fue llevada al Hospital Militar de Campo de Mayo, donde en agosto de 1978 dio a luz un varón al que llamó Pedro.

Miguel recuerda que Daniel, su hermano mayor, “era pícaro, inteligente, vivo”.

Daniel Martín desapareció el 16 de febrero de 1976, cinco días después de haber tramitado el diploma de Médico Cirujano en la Universidad Nacional de Córdoba. Fue secuestrado por el Terrorismo de Estado en la ciudad de Santa Fe, cuando se dirigía a una clínica a realizar su residencia. Estaba casado con Cristina y su hijo Martín era apenas un bebé de meses.

“Los recuerdo con tristeza pero sabiendo que hay una esperanza como lo demuestra esta marcha de hoy”, expresó Miguel en diálogo con Infoner. Gran parte de esa esperanza tiene que ver con Pedro, el niño que Blanquita tuvo en Campo de Mayo y que Miguel y toda su familia espera algún día encontrar.

 

 

About the author  ⁄ Infoner