Neptunia apuesta al ajedrez

Hace un año que el club Neptunia apuesta al ajedrez el cual se ha instalado en la institución y hoy se observa un crecimiento importante de jóvenes aprendiendo este deporte. 

Esta disciplina está a cargo de Israel Ledesma, uno de los mejores ajedrecistas que tiene la ciudad. Como la actividad sigue creciendo dentro de la institución, la práctica y aprendizaje del ajedrez para los socios es totalmente gratuito.

En dialogo con Israel nos manifestó que la actividad ha crecido mucho en la ciudad con distintos tipos de torneos masculinos, femeninos y mixtos es por eso que también la gente se suma para aprender o buscar mejorar el nivel con el que ya cuentan.

La llegada del ajedrez a las escuelas tanto públicas como privadas hace que las instituciones sociales y deportivas como Neptunia sumen la actividad como un gran beneficio para sus socios.

Anatoli Karpov, uno de los mejores ajedrecista de todos los tiempos consideraba que “El ajedrez es un juego de mucha lógica, también se dice que es un arte, desde el punto de vista artístico digamos que predominó en el siglo XIX, en donde no importaba la verdad, importaba la naturaleza, la belleza del juego. Esa belleza estaba plagada de errores que se podían descubrir a través de la teoría o del análisis, de ahí viene la parte científica. El ajedrez es todo, arte, ciencia y deporte”.

En Neptunia cerca de 20 personas todas las semanas aprenden y conocen sobre la actividad, algunos de ellos ya participan en torneos locales y otros siguen intensificando su aprendizaje para entrar en los circuitos de competencia.

El ajedrez es un juego que se desarrolla sobre un tablero y que enfrenta a dos personas. Cada jugador cuenta con 16 piezas que se pueden desplazar respetando ciertas reglas; está dividido en 64 casilleros.
Dichas piezas son un rey, una reina, dos torres, dos caballos, dos alfiles y ocho peones. El objetivo principal de este juego es llegar a derrocar al rey del contrincante para lo cual es importante capturar las distintas piezas del rival.

En sus casillas, el tablero alterna 2 colores, por lo general negro y blanco. Las piezas también se distinguen por color: un jugador comienza con 16 piezas negras y el otro con 16 piezas blancas. El domo en el que cada pieza puede avanzar está definido por el reglamento. Si un jugador logra que una de sus piezas llegue al escape donde hay una pieza de su oponente, puede capturarla. De este modo, el rival pierde una de sus piezas. El juego puede terminar cuando un jugador consigue que el rey rival no puede eludir una maniobra de captura, dicha jugada se conoce como “jaque mate”.

Acércate a la secretaria del club Neptunia para informarte de los días y horarios e inscribirte para las prácticas de ajedrez, no hay límites de edad y es totalmente gratuito para los socios del club.

Fuente de texto y fotografía: Club Neptunia. 

About the author  ⁄ Infoner