Nutrición. ¿Por qué es importante desayunar?

La licenciada en Nutrición, Rocío Hernández, asegura que después del descanso nocturno, el desayuno repone los niveles de glucosa, que es la fuente de energía del cuerpo. En la siguiente columna te brinda todos los detalles sobre la importancia de la primera comida del día.

 

Por Rocío Hernández – Lic. en Nutrición UCU

 

Después de un buen descanso nocturno, los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre, son muy bajos. Has estado sin comer durante 6-10 horas. Tu cuerpo básicamente esta vacío en la mañana.

Desayunar es algo más que tomar un té, café o mate. El desayuno ideal debe incluir alimentos de al menos cuatro de los grupos básicos: lácteos, cereales, frutas, azúcares y grasas, pero eso puede ser difícil de lograr en una cultura como la nuestra, donde el mate es lo primero que preparamos una vez que nos levantamos.

La importancia del desayuno está en la calidad de los nutrientes que se ingiere y no sólo de la infusión. Es decir, si uno decide tomar mate como primera comida del día, es importante que también se consuman hidratos de carbono (cereales, pan o frutas) y proteínas (avena, frutos secos o lácteos), ara que la ingesta no sea sólo líquida. De todas formas el mate es un buen complemento, porque los argentinos, más específicamente los entrerrianos somos de tomar muy poca agua. Durante la excesiva cantidad de mate, hay que tener cuidado al endulzar con azúcar, ya que, al poner una cucharadita por cada tomada, se ingieren muchas calorías. Es preferiblemente endulzar con stevia, que se complementa muy bien con la yerba.

Comer el desayuno, rompe el ayuno y repone los niveles de glucosa. La glucosa es la fuente de energía del cuerpo.

 

Energía para el cerebro

El cerebro se alimenta de glucosa, pero no tiene la capacidad de almacenarla. Se tiene mayor y mejor concentración cuando has desayunado. Por eso, si tenés un trabajo importante que hacer en la mañana, o ir a clases, o rendir un examen, asegúrate de comer bien para que tu cerebro tenga un mejor desempeño.

 

Rendimiento físico e intelectual

Las personas que suprimen el desayuno ponen en marcha una serie de mecanismos en el organismo (descenso de la hormona insulina y aumento de cortisol y catecolaminas) para mantener la glucemia (nivel de azúcar en sangre) en valores aceptables. Estos cambios hormonales alteran o condicionan la conducta e influyen negativamente en el rendimiento físico e intelectual.

 

Energía para los músculos

La glucosa también alimenta los músculos, por lo que te sentís menos cansado y con más energía en general, cuando desayunas. Comer el desayuno te da energía, y saltearse el desayuno está asociado con la disminución de la misma.

Es importante comer un desayuno nutritivo y saludable. Para que sea equilibrado, deben estar incorporados como mínimo los siguientes grupos de alimentos: lácteos (leche, yogur, quesos), frutas y cereales (pan, tostadas, cereales de desayuno, galletas, galletitas). Aparte de estos, también puedes incorporar otros alimentos, como los dulces, en cantidades moderadas.

Cereales: proporcionan hidratos de carbono que aportan energía, vitaminas y minerales. Los cereales integrales además, aportan, fibra.

Lácteos: Contienen proteínas de calidad, calcio, vitaminas A y D, y vitaminas del grupo B (principalmente riboflavina o B2).Preferiblemente elegir los descremados.

Frutas: Aportan hidratos de carbono, agua, vitaminas, minerales y fibra.

Control del peso

Las personas que desayunan mantienen el peso dentro de límites saludables en mayor medida que las que suprimen esta ración. El hecho de repartir las calorías durante el día en 4 ó 5 comidas, ayuda a que no se sobrecargue ninguna de ellas. Esto también contribuye a evitar picar entre horas (snacks, golosinas, productos de pastelería y otros dulces, etc.), factor muy importante a la hora de controlar el peso.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner