Octubre, mes de la conciencia vegetariana

Cada vez es mayor la tendencia de optar por un estilo de vida vegetariano. Ya sea por razones de salud, o moralidad, todos los años sabemos de más personas que deciden solo ingerir frutas y verduras en su dieta.

Por Rocío Hernádez, licenciada en Nutrición MP: 21992

El Día Mundial del Vegetarianismo es un evento anual que se lleva a cabo el 1 de octubre en todo el mundo. El Día Mundial del Vegetarianismo inicia el mes de octubre como el «Mes de la Conciencia Vegetariana», que finaliza el 1 de noviembre con el Día Mundial del Veganismo.


¡Atención!

Cuando una persona opta por llevar el vegetarianismo como estilo de vida y alimentación, tiene que tener en cuenta varias cuestiones respecto de la nutrición. Por lo cual, al no consumir cierto grupos de alimentos puede a la larga causar alguna deficiencia nutricional. Es por eso que, siempre es fundamental conocer y tomar conciencia de la comida que elegimos consumir, realizando una buena combinación de los grupos de alimentos y así compensar los macronutrientes.

Los tipos de vegetarianos son:

ESTRICTOS O VEGANOS Son las personas que no comen ningún producto derivado de animales (como el huevo o los lácteos).
LACTOVEGETARIANOS Consume productos de origen vegetal y también leche y sus derivados.
OVOLACTOVEGETARIANOS. Son aquellos que sí consumen huevos y leche.

VegeTips

 Tener buenas razones. Si deseas hacerte vegetariano por gusto o por probar cosas nuevas, es probable que no sigas con este estilo de vida mucho tiempo, no porque sea difícil, sino porque cualquier cambio de estilo de vida o cambio de hábito requiere motivación. Tienes que tener clara la razón por la cual quieres llegar a ser vegetariano, y realmente creer en ella.

 Comienza por la carne roja. Si no estás del todo convencido o mentalizado, no te preocupes, puedes hacer un cambio gradual para adaptarte a tu nuevo estilo de vida. Aunque se puede hacer todo a la vez, para muchas personas, una transición gradual funciona mejor. No hay necesidad de renunciar a toda la carne a la vez. Lo importante es tener claro que se quiere llevar a cabo un cambio, el tiempo que se tarde en llegar es lo menos importante. Puedes ir haciéndolo de forma gradual, quizás comer una comida vegetariana la primera semana, dos para la segunda, y así sucesivamente.

 Sigue por el resto de carnes. Después de un par de semanas de no comer carne roja, intenta cortar la carne de cerdo durante un par de semanas. Luego elimina el pollo, los pescados y mariscos. Con este enfoque de dos semanas (e incluso se puedes hacer 3 semanas o un mes para cada etapa si quieres ir más despacio), apenas notarás la diferencia.

 Todo de una vez. Algunas personas prefieren renunciar a la carne de una vez. Si bien esto se necesita un poco más determinación que la solución gradual, no es tan difícil realmente. Sólo con mentalizarse llevando a cabo algunos de los pasos anteriores (encontrar recetas, sustitutos, una nueva lista de alimentos básicos, y la lectura tanto como sea posible). Después de esto, los mayores problemas los encontrarás en situaciones como salir a comer en restaurantes, o comer en las casas de otros, y otras cuestiones similares.

 La proteína adecuada. Uno de los mitos sobre el vegetarianismo es que no obtienes suficiente proteína. En realidad, en una dieta carnívora estándar, se consume más proteína de la recomendada. Los requerimientos de proteína para el adulto medio son más bajos de lo que la gente piensa. Si llevas a cabo una dieta variada (no sólo la comida rápida por ejemplo) que incluya verduras, granos, legumbres, nueces, tofu (proteína de soja) y similares, completarás tus necesidades diarias sobradamente. Otro mito es que necesitas comer diferentes tipos de proteínas en una sola comida (o incluso un solo día) para obtener proteína completa de origen vegetal. En realidad, siempre y cuando comas proteínas variadas (como los alimentos mencionados anteriormente) durante unos días, no tendrás ninguna carencia. Algunos alimentos, por ejemplo el tofu, sí tienen proteína completa de origen vegetal.

 Alimentos preparados vegetarianos. En la sección de congelados de tu supermercado probablemente encontrarás una gran cantidad de alimentos vegetarianos. Ten en cuenta que, como la mayoría de estos alimentos son más caros que las cosas caseras, y lo más probable es que no tan saludables. En cualquier caso, siempre es bueno tener un par de platos preparados en el congelador, por si acaso.

 Comida chatarra. Ser vegetariano NO es una garantía de comer adecuadamente tampoco. Una vez más, puedes ser vegetariano y llevar una dieta poco saludable, si comes comida rápida o chatarra.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner