OPINIÓN. Bordet se independiza de Urribarri… pero no mucho

Nuestro Gobernador parece intentar despegarse del urribarrismo, pero no demasiado. Buena impresión por los cambios en el gabinete.

Por Julio Majul – colaborador de Infoner

 

Casi desde que comenzó su gestión, hace dos años, se le reclama a Gustavo Bordet que se desprenda del lastre urribarrista que le hace fuerza en contra.
Se supone que, como una especie de obligación de gratitud, el nuevo gobernador permitió al ex ubicar urribarristas férreos en cargos claves.
Así, se dijo siempre que Maurito, el hijo de Urribarri, era ministro de Gobierno precisamente por ser hijo de…
Que Ariel de la Rosa era ministro de Salud por ser amigote de…
Y parecido de varios otros jerarcas provinciales.
Al impresentable ministro De la Rosa se lo sacó de encima el Poder Judicial, luego de los desmanejos patoteriles en un hospital de Diamante, por De la Rosa y sus amigotes sindicalistas.

APROVECHANDO EL PASE DEL MACRISMO…
Rápido de reflejos, Bordet aprovechó la gran derrota electoral para pedirles la renuncia a todos los funcionarios de nivel.
Para satisfacción de la abrumadora mayoría de quienes observamos el cuadro provincial, el gobernador aceptó la renuncia de Maurito Urri. Muchos supusimos que empezaba el despegue de Bordet del maloliente urribarrismo; pero parece que Urri junior fue quien insistió en irse, cuando Bordet intentaba que no se fuera. Nunca se sabrá si es cierto, o qué es cierto. Pero lo concreto es que Maurito se fue.
Y, para satisfacción general, asumirá en su lugar Rosario Romero, mujer de sólida formación intelectual y que difícilmente se someta a las tortuosas maniobras usuales en el urribarrismo.

CAMBIOS POSITIVOS

El Contador concordiense que nos gobierna aprovechó para hacer algunos otros cambios, que en principio parecen altamente positivos.
Por ejemplo, la incorporación de nuestra copoblana Marta Irazábal de Landó a cargo del Consejo de Educación, significa un fuerte mensaje de racionalidad y espíritu dialoguista y docente, que mejorará sin duda la lamentable gestión actual de Panozzo.
Y el muy capaz Marcelo Casaretto le puede dar vida al agonizante I.A.P.V.; el ente encargado de construir viviendas podría dejar atrás su actualidad de corrupción e ineficacia, para iniciar un camino distinto: talento y conocimientos tiene el nuevo responsable. Si podrá o no hacer que un ente de historia sumamente turbia e inútil cambie, se verá. Al menos, es para esperanzarse.

 

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner