OPINIÓN. El círculo vicioso de los caminos de la producción que el Gobierno no resuelve

Las declaraciones del autoproclamado precandidato a senador departamental del piaggismo, el viceintendente kirchnerista, Jorge Maradey, vertidas el día del 17 de enero, donde aseguró que trabajaron mucho el tema de la trama vial y los caminos de la producción del departamento, me movieron a preguntar ¿Cuáles trabajos? ¿Maradey habrá vivido estos tres años en una dimensión paralela?

 

* Jaime Pedro Benedetti

 

Las imágenes que se ven en los medios y las redes sociales son elocuentes: los caminos rurales que hace unos años -no tantos- eran las únicas rutas por las cuales circulaban no sólo la producción sino también los pasajeros, ya que no existían rutas pavimentadas, cada vez se parecen más a un sendero; o a un arroyo o un río cuando llueve.

La causa de este problema es la mayor producción que el desarrollo tecnológico trajo a la agricultura y la ganadería. Eso hizo necesario el uso de vehículos más potentes y pesados para sacar esa producción. Tales vehículos provocan mayor daño a esos mismos caminos, y los caminos dañados exigen vehículos más potentes: un círculo vicioso.

Ante esta situación, los caminos de tierra ya no dan respuesta porque aunque que son más baratos terminan siendo más costoso ya que requieren de más maquinas, más combustible y más horas de trabajo.

Llamativamente el departamento Gualeguaychú es uno de los más afectados por esta situación porque, a pesar de contar con canteras con material para mejorar los caminos a solo ochenta kilómetros, tiene la mayoría de los caminos de tierra.

Pero la otra causa, quizás la principal, es política. El espacio político que hoy gobierna la provincia, y al cual pertenece el viceintendente ahora precandidato a senador, no asigna recursos suficientes y gestiona de forma defectuosa Vialidad Provincial.

Me consta que vecinos de distintos caminos rurales han puesto a disposición de Vialidad, brosa, ripio, maquinaria y combustibles para mejorar esos caminos, pero la repartición no ha dado respuesta satisfactoria.

Hay que tomar el toro por las astas: si realmente se quiere tener mayor producción y que las familias no se vayan de las zonas rurales, incluso que vuelvan, los caminos de tierra deben ser mejorados y no solo mantenidos.

El estado debe adjudicar mayores recursos para este fin y debe reconvertir Vialidad. La salida en este caso debe venir de arriba hacia abajo, la solución es política: el organismo debe volverse transparente, dinámico y eficiente. Hace años que no se ve una mejora en los caminos. Por eso, ante la realidad descripta me pregunto nuevamente ¿Cuál es el trabajo que hizo el viceintendente?

 

 

(*) Jaime Pedro Benedetti es dirigente de la UCR e integra el Frente Cambiemos Gualeguaychú.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner