Paysandú: detectan alimentos transgénicos

El análisis de dos de los primeros seis alimentos analizados en un laboratorio de la ciudad de Paysandú, vecina a Colón, estableció que han sido genéticamente modificados.

La verificación fue llevada adelante por el Laboratorio de la UTEC, en el marco de un acuerdo con la Intendencia de Paysandú y la Facultad de Ciencias. Para la comercialización futura en el departamento, esos alimentos deberán contar en su envase con una “T” de color negro, que advierta sobre el contenido transgénico.

Esto se cumple según lo establecido en el Decreto 7.362 aprobado por la Junta Departamental sanducera, referido al etiquetado de alimentos transgénicos, indicó Mercedes Paradiso, directora de Higiene de la Intendencia de Paysandú.

Se realizan muestras de productores de alimentos de Paysandú, “donde se detecta o no si existen en esos alimentos organismos genéticamente modificados provenientes de semillas transgénicas”, explicó por su parte, Annabella Estévez, directora del Laboratorio de la UTEC.

Ambas profesionales destacaron que es trascendente que Paysandú cuente ahora con este equipamiento sofisticado, con personal municipal y de la UTEC capacitado y con el respaldo del equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias que permitirá, además, brindar el servicio en la región, más allá de las fronteras del departamento. Señalaron que la población debe saber que a partir de ahora “pueden llegar a encontrar alimentos producidos en Paysandú etiquetados indicando que contienen transgénicos”.

La Junta Departamental de Paysandú votó en 2016 por unanimidad el decreto “Obligatoriedad de etiquetado de alimentos transgénicos”, que establece que “los alimentos compuestos por organismos genéticamente modificados o que contengan ingredientes producidos a partir de estos, que superen el 1% de material genéticamente modificado respecto al organismo considerado” deberán lucir en su rotulación la frase “Este producto contiene organismos modificados genéticamente”.

La justificación se apoya en el derecho de los consumidores a conocer lo que consumen, sin entrar en la valoración de si es bueno o malo un alimento transgénico. De esa forma Uruguay se suma a lo que ya se está haciendo en Brasil y en otros 60 países.

Fuente: El Telégrafo / noticias UNER
Comentarios

About the author  ⁄ Infoner