Peña, duro con la oposición tras los incidentes en el Congreso: “No quisieron debatir porque sabían que representaban una minoría”

El jefe de Gabinete cuestionó las manifestaciones en la calle y a los miembros de la oposición que impidieron que se celebre la sesión para tratar las modificaciones en los cálculos de las subas de los haberes para los jubilados.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, sentó la postura del Gobierno sobre los incidentes que tuvieron lugar dentro y fuera del Congreso hoy mientras se intentaba debatir la reforma previsional en una sesión que finalmente debió ser suspendida.

En conferencia de prensa desde la Casa Rosada, Peña atribuyó a la oposición un “intento de transformar el Congreso en una zona liberada” y de incitar a la violencia para evitar que se debatiera la modificación en los cálculos de los haberes de los jubilados.

“Vimos la búsqueda clara de violencia, primero desde la calle, y después en el propio recinto”, dijo Peña ante los periodistas acreditados. “Cruzaron una raya que no se había cruzado, convirtiéndose en piqueteros de la Cámara de Diputados, algo que nunca hicimos como oposición. Propusieron una agresión al presidente de la Cámara de Diputados [Emilio Monzó, de Cambiemos]”, lanzó en el primer tramo de su alocución.

“Estamos convencidos de que existía y existe vocación mayoritaria de sesionar, por eso hubo quórum mas de dos veces. No quisieron debatir porque sabían que representaban una minoría. Optaron por la violencia, en lugar de optar por el diálogo, la paz y la democracia”, siguió. Y en ese sentido agregó: “Cambiemos no va a seguir el camino de la violencia y por eso propuso levantar la sesión”.

 

La Nación.

Comentarios