“Perdón, hija, por no haberte cuidado”

En el desarrollo de la novena jornada del juicio oral y publico por el crimen de Fernando Pastorizzo declararon los padres de la única imputada. La anteúltima en declarar fue Yamina Kroh, la mamá de Nahir, quien se quebró y le pidió perdón a su hija. 

 

Este jueves 21 de junio se desarrolló la novena audiencia de declaraciones testimoniales del juicio oral y público por el crimen de Fernando Pastorizzo, que tiene como única imputada a Nahir Galarza.

Yamina Fabiana Kroh, mamá de Nahir comenzó su declaración llorando y si bien por momentos se tranquilizaba, enseguida volvía a llorar.

Contó que la mañana del 29 de diciembre se levantó, preparó el desayuno para las dos, y cuando estuvo listo fue hasta el cuarto de Nahir a avisarle: “Me dijo que la había llamado  la mamá de Fernando para decirle que había tenido un accidente”. Y agregó que con el correr de las horas “ella no podía hablar, estaba como ida. Estuvo todo el día sin decir una palabra, a la noche vino el abogado, dijo ‘la llevo y la traigo’ y después nos llamaron para decirnos que estaba detenida”.

Siempre entre sollozos, Yamina Kroh contó: “Tengo un hijo discapacitado que gritaba porque quería a su hermana. Estuvo un mes sin hablarme porque me culpaba de lo que le había pasado a ella”.

En cuanto a las heridas que tenía la imputada en su entrepierna Kroh aclaró: “Me dijo que no se acordaba cómo se lo había hecho”. Dijo además que un día, en el que Nahir iba a rendir un examen final en la facultad,  vio que tenia 87 llamadas perdidas en 10 minutos, lo que la preocupó. “Ella tenia moretones por todos lados. Le vi un mordizcón. Me dijo que Fernando la había mordido y le rompió el anillo de coronita”. 

En referencia a Rafael la madre contó que fue a su casa, que se lo presentó Nahir como un amigo, que él la pasaba a buscar a tomar mates e iba a la casa a mirar películas.

Cuando la querella le preguntó si había visto a Fernando Pastorizzo en su casa alguna vez, Yamina dijo que no y explicó que a Fernando lo conocieron 10 minutos antes de salir de viaje a Brasil porque fue a último momento que se resolvió que él viajara con ellos. Quien iba a hacerlo era la amiga de Nahir, Sol Martínez.

Entre el comienzo de la declaración de Yamina Kroh y el final, hubo una contradicción. Al principio dijo que había sido Nahir quien le había pedido que no le dijera nada a Marcelo Galarza sobre los golpes: “Imaginate si se entera papá con el carácter que tiene es capaz de cualquier cosa”, a lo cual Kroh, sollozando, agregó: “¡Perdón, hija, por no haberte cuidado!

Sin embargo, ya sobre el final de su declaración admitió que había sido ella y lo repitió tres veces y también llorando: “Yo le dije que no le dijera nada, yo le dije que no le dijera nada, yo le dije que no le dijera nada” A lo que agregó: “Perdón hija, perdón, perdón”, finalizó.

 

 

About the author  ⁄ Infoner