Polémica decisión de un juez: la “opinión desfavorable” del Servicio Penitenciario no impidió que Wagner saliera libre en julio del año pasado

Un informe del Servicio Penitenciario de Entre Ríos desaconsejó beneficiar con la libertad condicional a Sebastián Wagner, condenado por dos violaciones, absuelto de un tercer ataque y sospechoso por la desaparición de la estudiante uruguayense Micaela García.

 

El ahora prófugo de la Justicia dejó la prisión en julio del año pasado, por decisión del juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Rossi. “Este consejo correccional emite opinión desfavorable en relación a lo peticionado por el interno penado”, se indicó en las conclusiones del informe, basado en la conducta del criminal en la Unidad Penal Número 9 de Gualeguaychú.

No obstante, el magistrado le concedió el beneficio y le indicó “un tratamiento por su problemática de violencia sexual”.“Visto lo dictaminado en el informe del equipo técnico criminológico de esta unidad, donde se emite opinión desfavorable, y que el interno, más allá de respetar las normas establecidas en esta institución y de cumplir con laborterapia a través del espacio laboral brindado por el establecimiento, en el aspecto educativo y psicoterapéutico, como lo expresan los profesionales responsables de su evaluación, no se ha incorporado a los espacios que brinda la Unidad Penal.

Por todo lo expuesto, este consejo correccional emite opinión desfavorable en relación a lo peticionado por el interno penado Sebastián José Luis Wagner, elevándose a consideración del Juzgado de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de esta ciudad, del cual depende el interno”, expresa textualmente la conclusión del informe firmado por el director de la Unidad Penal Número 9 de Gualeguaychú, Ricardo Iglesias, por los jefes de la división Industrial, Sergio Quintana; y de la división Tratamiento Correccional, Alfredo Carballo; y por el subdirector de la prisión, Hugo Imas.

Más allá de la recomendación del dictamen, el juez de Ejecución de Penas y Medidas de Gualeguaychú, Carlos Alfredo Rossi, le otorgó a Wagner el beneficio de la libertad condicional el 5 de julio de 2016 para su condena que tenía fecha de agotamiento el 16 de julio de 2018.

En la resolución, el magistrado le impuso algunas condiciones a Wagner: fijar domicilio en el barrio Holanda de Gualeguay (la casa de su pareja) y “abstenerse de frecuentar lugares nocturnos, consumir alcohol y estupefacientes”. También le ordenó “desempeñar una actividad laboral o profesional de conformidad a su capacidad y/o conocimiento o bien capacitarse cursando los estudios pertinentes”.

Otra de las restricciones fue la de “abstenerse de mantener contacto alguno con las víctimas de los hechos por los que cumple condena y, en caso de concurrencia ocasional en la vía pública, mantenerse a una distancia mayor a los 100 metros”. Además, el juez le impuso “realizar tratamiento psicoterapéutico por su problemática de violencia sexual y adicciones, debiendo el servicio social de la Unidad Penal 7 de Gualeguay orientar a dicho interno sobre el lugar de realización y periodicidad del mismo”.

 

ANÁLISIS

Comentarios