¿Por qué seguir apoyando a Cambiemos?

Columna de opinión de Nicolás Mattiauda, senador provincial por Cambiemos, del Departamento Gualeguaychú.

La victoria de Cambiemos en 2015 fue el comienzo de un cambio profundo para el país. Un cambio que mostró un nuevo rumbo, dirección en la que debemos involucrarnos cada día más para dejar atrás la infamia del robo y concentrarnos en el futuro prometedor que tenemos como destino.

Pero, aunque duela, para pensar el futuro hay que recordar de donde se viene. Veníamos de una década de profundo deterioro de los valores. El enorme aparato del Estado al servicio de una familia y sus amigos. En esa década se desperdició la oportunidad de convertirnos definitivamente en una potencia exportadora de alimentos, de hacer de nuestras virtudes naturales los pilares para el desarrollo definitivo del país.

Ahora es momento de pensar en el futuro. De mirar para adelante.

Como decíamos, la victoria del 2015 fue el comienzo del cambio. Pero no fue una victoria solo de Cambiemos, fue el triunfo de todos. Ganaron los valores.

El cambio se está constatando en diferentes sectores de la economía. En el agro se ve una recuperación, aunque falta mucho aún. Tenemos economías regionales que todavía tienen que adaptarse, y nosotros, desde el Gobierno, darles respuestas. La industria, también, comenzó a repuntar. Con seriedad y sin populismo se está domando la inflación. Rompimos la racha recesiva y el país comenzó a crecer.

Cambiemos es valores. Con ellos nos comprometimos cuando iniciamos nuestra vida política y queremos que los adopten como propios. No para que pensemos todos lo mismo, sí para que todos tengamos el mismo horizonte. Creemos en acuerdos mínimos para pensar el país.

Creemos en la Justicia. Y para que ella exista es necesario que el Poder Judicial haga lo que tenga que hacer. Que sea expeditivo a la hora de responder a los reclamos de los vecinos y que juzgue, también rápido, a los funcionarios que saquearon el Estado.

Creemos en la calidad de la educación. Por ello queremos que se profesionalice más la carrera docente. Que la evaluación no sea una mala palabra. Capacitar más a los docentes para que nuestros gurises tengan más y mejores posibilidades. La educación debe ser de calidad e inclusiva, debe dar los elementos para el futuro. Como dice el presidente: “tenemos que pensar que los jóvenes van a trabajar en puestos que aún no se han inventado”.

Creemos en la solidaridad social. A pesar de prejuicios, la mayoría de las veces malintencionados, el gobierno de Cambiemos pone las mayores energías en los que menos tienen. La inversión en materia social es histórica. Un ejemplo claro y palpable es el Plan Hábitat, una iniciativa transformadora que les cambia la vida a los vecinos de los barrios más pobres. Cloacas, calles de asfalto, agua potable, acceso a la salud. Y todo esto sin robar. Como dijo Mauricio Macri en el acto de Gualeguaychú: “hacemos obras que son sinónimo de futuro y de alegría y nunca más serán sinónimo de corrupción”.

Para seguir cambiando, para seguir en la dirección del Progreso, la que quiere la gente que trabaja todos los días, es que tenemos que apoyar al Presidente. Y para respaldarlo es necesario que contemos con legisladores que no respalden a los De Vido.

Necesitamos diputados que defiendan los intereses de los entrerrianos y que voten leyes para hacer los cambios que el país necesita. Esos legisladores van a llegar al Congreso si votamos a los candidatos de la Lista 502C Cambiando Juntos.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner