Prefectura halló en el río el cuerpo del femicida de Concordia

Personal de Prefectura Naval Concordia halló en las primeras horas de la noche del lunes, el cuerpo de Jorge Horacio Díaz, quien asesinó de dos disparos a su ex esposa, Inés Amalia Dri, el pasado sábado. Díaz se había dado a la fuga tras cometer el femicidio por lo que era intensamente buscado desde el domingo.

El jefe de la departamental Concordia, Marcelo Den Dauw, confirmó que por la vestimenta el cuerpo hallado en el río Uruguay es el del hombre buscado y también informó que presenta “un orificio compatible con arma de fuego, en la sien derecha, sin salida”.


Luego de asesinar a su ex pareja, Díaz se había hecho llevar hasta la zona de playa Nebel, por lo que la búsqueda se inició desde ese lugar, donde los canes de la policía perdían su rastro, a modo sub acuático, por parte de los buzos tácticos del grupo COE de Paraná.

Finalmente entrada la noche de este lunes, personal de Prefectura, que participó de la búsqueda, halló un cuerpo en el río, en zona de Playa Nébel.

“A las 19:20 recibimos un llamado del jefe de Prefectura Naval Concordia, poniéndonos en conocimiento del hallazgo de un cuerpo, en las aguas del río Uruguay. Se comunicó la información a Fiscalía, se le dio intervención a Criminalística que trabajó en el lugar. Se extrajo el agua del cuerpo, que había sido llevado a la orilla y se realizaron las pericias de rigor”, contó el jefe de la departamental Concordia, Marcelo Den Dauw, a Canal Once.

Asimismo, informó que el cuerpo “presenta un orificio compatible con arma de fuego, en la sien derecha, sin salida” y respecto de la identificación del hombre, sostuvo que las prendas “corresponden a Díaz: el occiso tenía remera clara y jean”. “En su bolsillo había un atado de cigarrillos, un encendedor y 25 pesos”, detalló.

Además, Den Dauw mencionó que personal de Criminalística constató que las huellas dactilares corresponden a la persona buscada, Jorge Díaz.

Por disposición judicial, el cuerpo será trasladado a la morgue de Oro verde, para la autopsia, mediante la cual se establecerá fehacientemente la causal de la muerte del hombre.

“La pesadilla” que vivía Dri

Dri poseía un botón antipánico a raíz de la restricción domiciliaria contra su ex, pero no logró llegar hasta su celular para pedir auxilio e informar lo que estaba ocurriendo.

Al respecto, Horacio Dri, hermano de la víctima, contó detalles de la pesadilla que vivía la mujer: tres días antes de ser asesinada, había sido interceptada en la vía pública por el hombre, que intentó agredirla. En aquella oportunidad, la mujer accionó el botón antipánico, pero la justicia no ordenó la detención del sujeto.

Dri y Díaz estaban separados desde hace un año. “No puedo precisar cuántos reclamos o cuantas denuncias hizo mi hermana, tenía causas abiertas. Antes de tener el botón de pánico había solicitado la restricción domiciliaria. Donde iba mi hermana, él la seguía. Se debió haber actuado mucho más rápido y ella ahora estaría con vida”, se quejó Horacio Drí.

“Nosotros esperamos que se haga justicia, que otra mujer no pase por lo mismo y que se pongan la mano en el corazón los fiscales y los jueces, no debemos sumar una más. El sistema falló. Quieren modernizarse con la tecnología pero en la práctica no funciona, tenemos que lograr que ninguna mujer pase por esto. El mismo fiscal conoce bien el caso, porque le tomó las denuncias y ahora está investigando su muerte, lo conoce desde el principio y espero que no duerma en los laureles este caso”, agregó.

 

Análisis.

Comentarios