Rayadores y turistas, ¿una convivencia posible?

Los rayadores son aves que migratorias, bellísimas, que llegan a las islas y playas del río Uruguay para poner sus nidos en la arena. El problema es que lo hacen en la misma época en la que también los turistas se instalan allí tardes enteras con sus sombrillas, conservadoras y reposeras. 

 

Por Sabina Melchiori

 

Uno de los stands de la recuperada EXPO Concepción, en Concepción del Uruguay, era el del club de Observadores de Aves Güira Pira. Allí expusieron algunas de las fotos que logran, como todos los birdwatchers, tras horas de paseo, silencio, contemplación y paciencia.

Sus obras demuestran que lograron hacer el clic en el tiempo justo, ya sea en pleno vuelo y cuando la luz del sol hace lucir mejor el plumaje, o en la quietud de la observación desde la rama de un árbol. Momentos eternizados de la vida de las aves hermosas que se ven en nuestra zona.

El rayador es una de ellas. Gusta tanto de los bancos de arena, islas y playas del río Uruguay, como nosotros, los orilleros, y los turistas que cada verano llegan con su despliegue de reposeras, carpitas para protegerse del sol, juguetes para que los niños armen castillos y conservadoras.

Los integrantes de este club se dedican a observar las aves desde hace muchos años, es por eso que se dieron cuenta que a medida que aumentaba la actividad turística en las islas del Uruguay, como la paradisíaca Cambacuá, disminuía la cantidad de rayadores.

Es por eso que, aprovechando la afluencia de gente que visitó la Expo, dedicaron su stand a la campaña de conservación del rayador. “Es un ave típica de nuestros ríos, nuestras islas y costa del Uruguay, un ave migratoria que llega en noviembre y se queda hasta marzo. Hace los nidos en la playa, en la arena. El problemas es que comparten el mismo hábitat que los turistas”, señaló Mario Rovina, integrante del grupo.

Los rayadores suelen venir desde la costa de Buenos Aire, del norte de esa provincia, y en verano suben a través de los ríos Parana y Uruguay y llegan hasta Correintes, pero principalmente la zona de nidificación son las islas y los bancos de arena del río Uruguay.

“Queremos que la gente los conozca, que sepa que en la arena están los nidos para tengan cuidado y eviten romperlos”, explicó.

 

Mario y Aníbal

 

La FOTO de portada pertence a Aníbal Noro

 

 

About the author  ⁄ Infoner