Rivas se abstuvo de declarar por sexta vez

El abogado acusado de corrupción de menores y promoción a la prostitución acudió una vez más a los Tribunales de Gualeguaychú, este mediodía, para declarar en torno a la acusación que realizó una supuesta víctima a fines de julio. Como en las cinco citaciones anteriores, no declaró. 

Gustavo Rivas fue citado en el marco de la Investigación Penal Preparatoria (IPP) para declarar ante la fiscal Martina Cedrés, por los dichos que brindó a fines del mes pasado la supuesta víctima número 11. Pero, como en las cinco veces anteriores, el reconocido abogado de la ciudad eligió no declarar.

La investigación 

Durante la IPP, que se inició hace un año, se tomaron más de 150 declaraciones a personas que fueron mencionadas de haber asistido a la casa del abogado en calle Mitre 7 u en otros domicilios que tenía el acusado. De todas ellas se pudieron obtener 11 relatos de personas que manifestaron haber sido víctimas directas o indirectamente del accionar que se le imputa a Rivas.
El último de ellos es un hombre de unos 40 años, que había sido mencionado en la declaración de otros testimonios y que a fines de julio concurrió a la Fiscalía y brindó detalles de su experiencia sin requerir la identidad reservada. El testigo mencionó que en 1994 visitó la casa de Rivas en Mitre 7, pero también concurrió a la casa paterna de la familia Rivas en calle Urquiza y al inmueble que el acusado todavía tiene en Pueblo Belgrano.

Según pudo saber ElDía, el hombre testificó que a esos domicilios concurría con su grupo de amigos y que antes de ir debían avisar que concurrirían porque no se podían cruzar con otro grupo de chicos. Luego, Rivas les proporcionaba cigarrillos, bebidas alcohólica y películas pornográficas.
En su testimonio, la supuesta víctima número 11 de esta causa, aseguró que en un momento de la noche, Rivas les decía al grupo de adolescentes que “iba a hacer un tanteo general” y les tocaba los genitales, “y el chico que estuviera más borracho era el elegido”.

Pasaron muchos años de estos episodios y por lo tanto la supuesta víctima no recordaba con demasiadas precisiones cómo se daban las situaciones, pero sí detalló con claridad que muchos de sus compañeros “accedían a ir a otro lugar, en donde Rivas se hacía penetrar”.

Por estos dichos se decidió la presencia por sexta vez del abogado en los Tribunales y en cada una de sus cinco entrevistas con la fiscal Cedrés, el abogado, historiador, periodista e incluso ex candidato a Intendente de Gualeguaychú en la década de los 90, siempre prefirió abstenerse de declarar cada vez que le informaron sobre las denuncias en su contra por los mismos motivos: nunca se le informó quiénes eran los denunciantes por estar bajo identidad reservada. Pero esta cita de hoy podría ser diferente, ya que el último declarante no lo hizo de forma anónima, por lo cual si el abogado defensor Raúl Jurado requiere que se le comunique la identidad del acusador, la Fiscal podrá informarle y esto habilitaría a que Rivas realice por primera vez una defensa.
Mucho se ha especulado en torno al fin de esta investigación. En principio se creía que en marzo se iba a estar cerrando y solicitando el requerimiento de la elevación a juicio, pero la aparición de nuevos declarantes prolongó la IPP hasta la actualidad. Ahora, tras la presentación que se realizará hoy, y si no aparecen nuevos testimonios, la Fiscal estaría en condiciones de pedir al Juez de Garantías la audiencia de elevación.

Fuente de texto y fotografía: El Día de Gualeguaychú. 

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner