Sabina Melchiori presentará Je suis Mimí en Aldea San Antonio

Este viernes 9 de agosto, a las 20:00, en el Salón Cultural (Belgrano 190), la periodista Sabina Melchiori presentará su segundo libro “Je Suis Mimí”, su primer acercamiento al periodismo narrativo. La presentación es organizada por el taller de periodismo que brinda en la localidad el periodista Luis Alem y la Municipalidad de Aldea San Antonio. Entrada libre y gratuita.

Je suis Mimí


Je suis Mimí, es la autobiografía –ficcionada pero posible- de Noemí Díaz Urrutibéhéty; una mujer que vivió 90 años y fue testigo de los momentos más aciagos de las últimas décadas del siglo pasado. Fue pilar de una familia golpeada de lleno por la dictadura del ‘76, madre superpoderosa, dulce, portadora de una elegancia cautivadora. Por su entrega apasionada a la difusión y conservación de la cultura francesa, fue condecorada con las Palmas Académicas. Mujer generosa y católica de fe profunda.
Quienes la conocieron la recuerdan por su rostro despojado de rencores, por su caminar erguido y por la inconmensurable admiración que despertaba.

Mimí creció junto a su madre, una hermana, y dos hermanos en una escuela de Seguí, en la década del ’30; quedó huérfana siendo todavía menor de edad y por tal motivo se mudó a Paraná, a la casa de sus tíos Margot y Coty, quienes no tenían hijos. Allí, mientras cursaba el profesorado de Matemática, trabajó como taquígrafa en la Legislatura y fue entonces que se enamoró de quien años más tarde se convertiría en su marido: un hombre 20 años mayor, gualeguaychuense, legislador, peronista de la primera hora: Esteban Guastavino.

Juntos tuvieron siete hijos. Mimí sobrevivió a tres. El mayor, Enrique, se encuentra desaparecido desde febrero de 1976; y a Patricia la asesinaron las Fueras Conjuntas en diciembre de ese mismo año, en una esquina de La Plata donde estudiaba Bioquímica y Farmacia. Mimí fue a buscar el cuerpo de su hija a la morgue y la veló acompañada por unos pocos vecinos y amigos en el living de su casa, mientras merodeaban militares por el barrio.

Entre tanto dolor, también debió soportar la incomunicación absoluta durante los tres primeros años que Pemo, otro de sus hijos, estuvo preso en Coronda y viajar luego por las diferentes cárceles del país para tener contacto con él. Los tres hijos más chicos (Andrea, Iaia y Martín) qué por aquellos años todavía eran niños, la mantuvieron en pie. Aferrada a su fe, se mantuvo en pie.

Fue una abuela y bisabuela amorosa, que le gustaba pasear, tomar helado, comer tortas y comprarse saquitos. Todos los días leía los dos diarios que se imprimen en Gualeguaychú y tomaba mate de té con azúcar a las 5 de la tarde.

Mimí Díaz de Guastavino


Este libro, recientemente editado por la Editorial de la Universidad de Concepción del Uruguay, es un ejemplo del género de no ficción, o periodismo narrativo, pues su autora –Sabina Melchiori- se vale de los elementos de la literatura para narrar en primera persona los hechos reales y documentados de la vida de la protagonista.

Diseño y diagramación: Fernando Piciana
Comentarios

About the author  ⁄ Infoner