Soledad Pastorutti: “Quedé impactada por la alegría y la cantidad de gente”

La Sole cantó ante 35 mil personas, que la esperaban con ansias. Al finalizar la presentación, brindó una conferencia de prensa donde habló de sus 20 años de trayectoria y se mostró sorprendida por la energía del público gualeguaychuense.

 

Por Fernanda Fariña. Especial para INFONER

 

Periodista: Es un público muy bueno, ¿no?

Soledad: Sí, la verdad que a veces uno, bueno, en la vorágine de las giras, de un lugar  a otro, va pensando demasiadas las cosas ¿No? Se va dejando llevar por las circunstancias… Y llegar acá, y subirme al escenario que así quedé como impactada. Bueno, pero no solo por la cantidad de gente sino también por la alegría de la gente. Porque vi gente en el público de todas las edades, abuelos, gente muy joven, nietos. Y todos así, con mucha energía, eso es algo que a mí me gusta mucho. Creo que es uno de los marcos que mas disfruto cuando me subo al escenario, cuando veo a todo esa familia ahí.

P: ¿Qué opinas de que se realice este festival en Gualeguaychú?

S: Creo que desde que yo tengo uso de razón yo trabajo con la música popular y el folklore. Existen los festivales. Cada cual tiene su fiesta. En algunos casos se ha generado como una opción turística, de atracción. Para que el turista se acerque ahí. Igual como hace Arequito que en cuento al paisaje, no ha sido muy beneficiado. Estamos en la Pampa Húmeda, el río más cercano nos queda a 15 kilómetros, hay camino de tierra, es un río de agua marrón. Y ahí se hace el festival de la soja. Estas fiestas se generan en torno a la movilización cultural. A mí me parece buenísimo. Me parece que si colabora todo el mundo, si es una fiesta realmente de todos también ayuda a diluir las diferencias. Que todo el pueblo salga una vez al año. Y después bueno, para nosotros los artistas es maravilloso. Porque voy conociendo un montón de lugares y culturas. Lo que también creo es que hay que tratar de que la gente valore. De que no sean todo tan fácil para el público. Hay todo un trabajo detrás. Hay mucho costos, gastos, hay que armar el escenario. Está bueno que el público entienda que detrás de eso hubo mucho tiempo de esfuerzo y de trabajo y se sumen al esfuerzo ¡Tiene que ser la fiesta de todos! Para eso me parece importante que la reconozcan.

 

P: ¿Cómo haces para mantener ese escenario tan vivo tantos años y con la carrera que llevas?

S: No, no, no sé. Mira anoche estuvimos en Jesús María, me tocó subir como a las 3.15 hs, tardísimo. Pero también me sorprendí porque el festival arrancó un poco tranquilo en cuanto al público. La entrada para una familia de hoy es difícil de acceder, si queres ir con toda la familia. Y además, tenes que trasladarte. Y anoche estaba muy bien el marco de gente. Y la verdad que me sorprende porque yo tengo en ese festival un montón de anécdotas. Desde mi primera vez, cuando no era nadie, me dieron un espacio, el segundo año fuimos la noche en que en la historia del festival es la primera vez que se suspende la doma por el show.  ahora después de más de 20 años volvemos. No sé lo que pasa, no sé a qué se debe. Me gustaría saberlo para estar mucho más tranquila. Lo que si intento es que la gente sepa que hay un compromiso mío. Yo no me subo al escenario donde no me da todo igual. Yo trato de armar un show, lo que vio hoy la gente en Gualeguaychú es totalmente nuevo. Despedimos la gira de 20 años el año pasado, con el último show que se hizo en diciembre y ahora en enero arrancamos con algo nuevo. Y bueno, esperando que la gente acepte estas canciones.

 

PCon 20 años ¿Qué pensás que pudiste haber ofrecido?

S: Y, mira, yo creo que el empezar muy chica, digamos, la dosificación de la energía costaba mucho. Y eso se notaba en la manera de emitir la voz, se notaba en las canciones. Hoy el show que les propuse tiene 15-16 canciones. Antes si hacíamos 15 o 16 canciones era la mitad del tiempo de la rapidez con la que hacemos las cosas. Pero bueno, también se debía a mi edad. Pero creo que he pulido mucho mi manera de manejar el escenario.Como cantante creo que todavía tengo mucho para aprender. Pero trato de esforzarme en eso. Estoy estudiando, todavía, con profesora de canto diferente, viendo de que manera puedo yo también tener esa resistencia. Porque en el verano vamos de un lado a otro sin dormir, a veces sin comer. Y tenes que cuando llegamos al lugar yo quiero cantar bien y quiero estar entera. Y después, bueno, hemos logrado una banda musical mucho más profesional.

Lo nuestro empezó casi como un golpe de suerte. Se juntaban en una peña, a tocar en una esquina y de repente soñábamos con llegar a Cosquín, nos pasó. Pero fue de la noche  a la mañana. No estábamos preparados para una carrera artística. Entonces en la marcha, en el camino, a los ponchazos, hubo que aprender un montón de cosas. Yo creo que hemos superado muchas por eso estamos acá.

 

P: Recién hablaste de que es difícil para una familia llegar a un espectáculo como Jesús María ¿La crisis económica se ve en todo el país?

S: Me asumo parte de este país, lógicamente no vamos a obviar, no es que yo vivo en una burbuja. De todas maneras, lo entiendo. Quiero decir, entiendo que hay otras cosas mucho más básicas que están primero ¿No? Me parece que la gente primero tiene que alimentarse, tiene que tener su hogar, tiene que poder rebuscarse. La cultura es muy importante. Pero también siento que frente al hambre la cultura puede ayudar pero hasta por ahí no más. Lo que siento es que son momentos. Yo la verdad es que hace mas de 20 años me recorro el país. Ya han pasado muchas circunstancias. Y si uno tiene un poco de memoria y se retrotrae en el tiempo es un pasado distinto. Es un camino ¿Viste? Por ahí hay una curva, por ahí una bajada, por ahí una subida. Lo único que espero es que de todo esto salgan cosas buenas, podamos estar mejor y sobretodo aprender. Yo creo que a nosotros, los argentinos, nos cuesta recordar cosas que pasan. A veces, cuando te pasa algo, decís: “Yo a esto ya lo viví”. Entonces cuando ya lo viviste sabes que pasó y estas más tranquilo. Porque sabes que en algún momento se va a terminar.

 

P: Después de 20 años de carrera ¿Volverías a elegir el vals a Gualeguaychú para plantarte artísticamente?

S: Sí, claro que sí. Sabes que ese vals llega a mí porque había un paisano de acá que se fue a vivir a Arequito. Era el asador del club de mis amores. Y nosotros lo  encontrábamos siempre ahí. Y el siempre, cada vez que hacíamos peña, era uno de los que estaba ahí. Y gracias a él canto el vals a Gualeguaychú. En aquel momento era transmisión de boca en boca. Imaginate que cuando yo empecé a cantar no había redes sociales, no había celulares. Lo más novedoso era el CD. Que si quizás hoy se lo decís a cualquier chico: “un CD”, te dice: “¿qué es?”. Así que bueno, agradecida de lo que me han dado todas esas canciones, y lo voy a seguir haciendo. En algún momento se tiene que venir un disco, también, con los clásicos. Me parece que hay mucho repertorio para abordar.

 

P: ¿Y qué te gustó de ese vals a Gualeguaychú?

S: Y siempre me gustaban los valses. El repertorio mío tenía muchos. Y ese era muy diferente a los que yo ya había grabado. Me pareció muy linda la melodía. Pero bueno, por sobre todo lo hice por homenaje a él. Y porque él me hablaba de su ciudad con tanto amor… Entonces yo digo, bueno, si alguien te habla así, se nota que la gente lo sabe, lo canta y eso habla bien de la gente del lugar ¡A mí me encanta cuando voy a  un lugar y hay una identidad propia!

P: Sabemos que visitaste varias veces nuestra ciudad ¿Qué fue lo que notaste hoy en particular ante tanto público?

S: Bueno, yo la verdad que venía tratando de descansar para llegar bien y me sorprendió la cantidad de gente. Creo que hoy hubo más efusividad en la gente. Había mucho más rock en el público. A pesar de que había mucha diferencia de edades. Y está bueno eso. Como que había una ansiedad por…, no sé si por el show en sí porque yo siempre digo que los festivales tienen identidad propia. No es que el festival es exitoso porque viene a cantar soledad. Me parece que el festival ya de por sí estar en el corazón de la gente.

Bueno, es un privilegio que haya estado yo y poder lograr que el público también participe de esas canciones. Pero había mucha fuerza, mucha energía.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner