Sonia Velázquez será la nueva ministra de Salud de la provincia

La licenciada en trabajo social Sonia Velázquez aceptó anoche el ofrecimiento del gobernador Gustavo Bordet y desde el lunes será la nueva ministra de Salud de la provincia.

La información fue confirmada en las primeras horas de este sábado por la futura funcionaria, quien ya ocupara cargos en Salud, en esta administración, pero renunció hace escasos meses, precisamente por diferencias con Ariel De la Rosa, al que ayer se le aceptó la renuncia al cargo. Según se supo, Bordet le tomará el juramento de rigor este lunes a la nueva ministra, quien hace casi 30 años cumple funciones en áreas de Salud.

Sonia Velázquez es oriunda de Nogoyá e ingresó como trabajadora a la administración pública provincial a fines de los ’80 y siempre cumplió funciones en áreas de Salud de la provincia. Se inició como miembro del equipo de Trabajo Social del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná, a partir de 1987 y fue coordinadora de Planificación y Gestión de Emergencias Sanitarias hasta el final del primer gobierno de Jorge Busti (PJ).

Estuvo en el proyecto PROMIN en la administración de Mario Moine (PJ) y también fue delegada de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) en buena parte del segundo gobierno de Sergio Montiel (UCR). Asimismo, en la tercera gestión de Busti fue nombrada directora de Salud Materno Infanto Juvenil de la provincia y luego pasó a ser coordinadora ejecutiva del Plan Nacer.

Al asumir Gustavo Bordet, la nombró directora materno-infanto-juvenil del Ministerio de Salud y como coordinadora de la Unidad de Gestión de Programas de Salud y del Programa Sumar. Estuvo hasta marzo de este año, en que optó por renunciar, precisamente por notables diferencias con el entonces ministro De la Rosa, a quien sucederá en el cargo.

La nueva funcionaria prácticamente no tuvo relación alguna con las administraciones de Sergio Urribarri, en sus dos gobiernos y siempre fue muy crítica del accionar del diputado provincial José Angel Allende y de las políticas instrumentadas a través de UPCN Entre Ríos. De hecho, Allende es en principio el más afectado por la renuncia de De la Rosa, ya que tenía cerrados varios negocios en el ámbito de Salud, que seguramente no tendrán continuidad en la gestión que inicia Velázquez o bien serán revisados para analizar su conveniencia en ámbitos del Estado entrerriano. Asimismo, no son pocos los allegados a Allende y vinculados a UPCN, que deberían ser renunciados en sus cargos, para dejar las manos libres a la ministra designada.

 

Análisis.

Comentarios