Sri Lanka sufre una devastadora cadena de atentados contra iglesias y otros edificios

Al menos 207 personas han muerto y más de 450 han resultado heridas en siete explosiones en al menos cuatro hoteles de lujo y tres iglesias en Sri Lanka mientras los fieles celebraban el Domingo de Resurrección.

Sri Lanka ha recuperado este domingo la triste memoria de la terrible guerra civil que sufrió hasta 2009 cuando una serie de atentados suicidas contra iglesias y hoteles ha sumido al país en el caos, dejando al menos 207 muertos y más de 450 heridos, obligando al gobierno a declarar el toque de queda y a movilizar al ejército local.

La sucesión de explosiones comenzó a las 8:45 de la mañana con un devastador atentado contra la iglesia católica de San Sebastián de la ciudad de Negombo, y prosiguió con ataques contra otros dos templos cristianos, y tres hoteles de lujode la capital: el Shangri-La, el Cinnamon Grand y el Kingbury.

El incidente más mortífero se registró en el citado templo de Negombo, 35 kilómetros al norte de la capital: Colombo.

Las terribles imágenes del interior del recinto, que difundió la propia página web del recinto religioso, permitieron apreciar desde un primer instante la gravedad del suceso, que por sí solo provocó más de 100 muertos, convirtiéndose en el más mortífero de la jornada.

Una de las instantáneas dejaba ver uno de los muchos cadáveres que quedaron tendidos en medio de los bancos antes repletos de feligreses que asistían a la simbólica misa del Domingo de Resurrección. A pocos metros, otra de las víctimas, con la camisa manchada por un reguero de sangre, permanecía recostada en un asiento sin ser capaz de abandonar el escenario de la tragedia.

Decenas de personas intentaban socorrer a los heridos en medio de un entorno dominado los gritos y la histeria.

El techo se hundió bajo el efecto de la onda expansiva y las tejas sumaron su impacto a la metralla del artefacto, que dejó un claro reguero de agujeros en los muros de la edificación. Algunos muros perdieron enormes trozos de enyesado, arrancados por la furia del estallido.

Los atentados alcanzaron también a la iglesia de San Antonio, en Colombo, uno de los santuarios más emblemáticos de la minoría católica de Sri Lanka. El edificio es considerado un santuario nacional al que suelen acudir decenas de miles de personas durante la conmemoración de la figura al que está dedicado, San Antonio de Padua.

«Era un río de sangre. El sacerdote salió del interior cubierto de sangre», ha declarado a la prensa local N. A. Sumanapala, un vendedor ubicado en las inmediaciones del edificio.

El tercer atentado contra instalaciones religiosas se produjo en Batticaloa, al este del país, lo que da una idea de la coordinación y la preparación que ha requerido esta serie de acciones.

ATAQUES EN HOTELES EN BUSCA DE VÍCTIMAS EXTRANJERAS

Los autores de esta arremetida buscaban también víctimas extranjeras y por ello hicieron explotar varios artefactos en conocidos hoteles, matando al menos a 27 visitantes foráneos procedentes de países como EE.UUChinaDinamarca Japón. Algunos medios locales elevan la cifra de extranjeros fallecidos a 35.

El Ministerio de Asuntos Exteriores no tiene constancia de que entre las víctimas se encuentre ninguno de los 92 ciudadanos españoles registrados en Sri Lanka.Los diplomáticos españoles han viajado a Colombo «para realizar las indagaciones necesarias respecto de posibles afectados y atención a españoles».

LO QUE SE SABE DE LOS ATENTADOS

  • Explosiones en cuatro hoteles y otras tres iglesias de Sri Lanka.
  • Hay al menos 207 muertos, entre ellos 27 extranjeros, y más de 450 heridos.
  • Iglesias atacadas: Una en Colombo (la capital), otra en Katana (oeste del país) y la tercera en Batticaloa (este).
  • Hoteles atacados: tres establecimientos de lujo en Colombo.
  • Se ha producido una séptima explosión en un hotel cerca del zoo y una octava en un suburbio al norte de Colombo.
  • Siete personas detenidas en Colombo, aunque ningún grupo terrorista ha reivindicado el ataque
  • Se impondrá un toque de queda de 12 horas a partir de las 18.00 (hora local) y un apagón de las redes sociales.
  • En Sri Lanka la población cristiana representa el 7,4%; la religión mayoritaria es el budismo.
  • El Gobierno ha declarado el estado de emergencia.
  • 92 españoles viven en Sri Lanka. Exteriores afirma no tener constancia de que haya compatriotas entre los muertos.
  • No se habían producido atentados de esta gravedad en el país asiático desde la guerra civil.

Fuente: elmundo.es

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner