TARDE

Por Celestino Toller – 1946

 

El crepúsculo enorme

como un gigante.

El ciprés. El eucalipto erguido

-como un monje plantado en la tarde-.

 

Una loma. Una nube;

rayos de luz: caminos rasgantes

de las sombras.

 

Allá lejos, en los hogares,

unos fogones: bocinas de luz

rompiendo la noche. La tarde,

la tarde. Nubes, cipreses, pájaros

y el río como sangre.

 

(De regreso a la ciudad / Poema sin verbos conjugados)

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner