Unas 150 personas se preparan para pedalear desde Gualeguaychú a Concepción del Uruguay

El 8 de diciembre, el grupo Pedal y Fe realizará la octava peregrinación en bicicleta para participar de la celebración del día de la Inmaculada Concepción de María. Ya hay 145 personas inscriptas. Partirán desde la parroquia Nuestra Señora de Fátima a las 5 de la mañana.

 

 

Desde hace nueve años (una debió suspenderse por lluvias) y por iniciativa del sacerdote Carlos Stadler, se realiza una peregrinación en bicicleta el día de la Inmaculada Concepción de María, desde Gualeguaychú hasta Concepción del Uruguay.

Esta vez son 145 las personas inscriptas aunque todavía hay tiempo de que se sume alguien más, siempre y cuando tenga cierto tiempo de entrenamiento.

El viaje dura 6 horas. Parten a las 5 de la mañana desde la esquina de Alem y 3 de Caballería, en Gualeguaychú, (ubicación de la parroquia Nuestra Señora de Fátima), toman por costanera, cruzan el río Gualeguaychú por puente Mendez Casariego, toman la ruta 42 de Pueblo General Belgrano hasta la ruta internacional 136 y a partir de ahí continúan por camino de ripio hasta Concepción del Uruguay.

“Vamos a ritmo lento y constante, y hacemos 4 paradas en el camino para hidratarnos y rezar”, contó Rodrigo Corujo quien ha participado de todas las ediciones de esta particular peregrinación.

Por su parte, Nicolás Alippi, otro de los integrantes del grupo, aclaró: “No es una carrera, vamos todos juntos. Algunos lo viven como una travesía deportiva pero su aspecto es religioso”.

Carlos Stadler, sacerdote que hace 9 años era el vicario parroquial de la Catedral San José, y hoy tiene el mismo cargo en la Basílica Inmaculada Concepción de María, en Concepción del Uruguay, fue el de la idea y quien formó el grupo “Pedal y Fe”, que también tiene una página en Facebook llamada Pedal y Fe “Locos por la bici”.

En diálogo con Infoner, Stadler recordó que “peregrinar es para los cristianos un signo muy antiguo y expresa la vida misma. A veces se peregrina por cumplir una promesa, pidiendo por una carencia o en acción de gracias. La peregrinación propia de Pedal y Fe mezcla el gusto del deporte, el compartir el rodar y el rezar de una manera diversa. En el peregrinar ves como los que compiten en carreras, o los que entrenan para alcanzar mayor velocidad año tras año, en el camino esperan al que anda más lento y lo alientan”.

About the author  ⁄ Infoner