Urribarri tendrá una tercera indagatoria el 31 de agosto: también deberá dar explicaciones por el pago de una solicitada millonaria

El ex gobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados de Entre Ríos, Sergio Daniel Urribarri, tendrá que declarar en indagatoria en una tercera causa judicial, el próximo 31 de agosto.

Ante los fiscales Alejandro Cánepa, Patricia Yedro y Santiago Brugo, deberá comparecer en un expediente por “peculado”, que se le inició por el supuesto pago irregular de una solicitada, publicada en 18 diarios nacionales, por más de 4 millones de pesos y para promocionar su entonces precandidatura presidencial de 2015.

Ese día Urribarri tendrá que declarar, además, en la causa de contrataciones de impresión y cartelería publicitaria, como así también en una de las causas por irregularidades cometidas en la Cumbre del Mercosur en Paraná.(de ANALISIS DIGITAL)

El ex gobernador Sergio Urribarri nunca olvidará el 31 de agosto de 2017. Sucede que, en esa misma jornada, tendrá que dar explicaciones, como indagado judicial, en tres causas por delitos de corrupción. Si bien se entiende que Urribarri sólo se limitará a dejar diferentes escritos realizados por sus abogados Raúl Barandeguy y Marcos Rodríguez Allende, será la primera vez que tendrá una instancia tribunalicia tan compleja.

Urribarri, quien está llegando en estos días de su largo fin de semana largo por Europa (específicamente está llegando de un periplo turístico por la península itálica), tendrá que afinar detalles con sus letrados. Sucede que ayer se le sumó la citación a indagatoria a una tercera causa. Esta vez, además de las anteriores acusaciones, ayer se le sumó una nueva imputación, por “peculado”, que se le inició por el supuesto pago irregular de una solicitada, publicada en 18 diarios nacionales, por más de 4 millones de pesos y para promocionar su entonces precandidatura presidencial de 2015. El expediente también está en manos de los fiscales Alejandro Cánepa, Patricia Yedro y Santiago Brugo.

“En tiempos en que el predominio del capital financiero y sus ataques especulativos constituyen un vendaval devastador que azota indiscriminadamente a pueblos y gobiernos de todo el planeta”, el gobernador Sergio Urribarri formalizó la propuesta de suscribir un Acuerdo de Compromiso para la Reafirmación Democrática Argentina, decía la información publicada por los medios entrerrianos el 22 de junio de 2014. La descripción se centraba en el efecto del fallo judicial a favor de los fondos buitre. Se trataba de una declaración en la que las principales fuerzas políticas y sus candidatos a Presidente del PJ asumían el compromiso de “defender y sostener las conquistas logradas en 30 años de democracia, en beneficio de nuestro pueblo y la Nación toda, sea quien sea el que le toque conducir, a partir del año 2015, una nueva etapa de políticas en beneficio de la mayoría de los argentinos”, según explicaba Urribarri en una solicitada que aparecía en varios diarios de circulación nacional. Se trata de reivindicar las políticas “que desde 1983 a esta parte han resultado en beneficio de la democracia y el pueblo argentino, y que se instituyan como las bases fundacionales de un status político, social, económico y cultural irreversible para nosotros y las generaciones futuras”. El escrito fue íntegramente pagado por el Estado entrerriano y por ello se inició la causa, de la que tendrá que responder Urribarri.

Pero a su vez, ese mismo día, el ex gobernador tendrá que ser indagado en la causa por las contrataciones de impresión y cartelería publicitaria en la cual están imputados también su cuñado Juan Pablo Aguilera y el ex ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, entre otros.

Ese día también será indagado en la causa en la que se investigan presuntas irregularidades en la contratación por 28 millones de pesos para la difusión de spots publicitarios a la empresa Nelly Entertainment, propiedad del ejecutivo Jorge “Corcho” Rodríguez. 

 

Análisis.

Comentarios