Vecinos contra el narcomenudeo: «Todos los días se nos cae uno diferente»

Vecinos del barrio norte de Gualeguaychú aseguran que los “transas” endulzan a los jóvenes regalándoles zapatillas y que “todos los días cae uno nuevo”.

Por Sabina Melchiori

A las 9 de la mañana, el salón comunitario de la esquina de Jaureche y Belgrano ya estaba abierto. El ventilador que habían comprado días atrás estaba apagado porque la lluvia de la noche anterior hizo que la temperatura bajara abruptamente. Las tres señoras que llegaron primero ocuparon las sillas alineadas contra la pared opuesta a la de la puerta de ingreso. Al rato, empezaron a llegar los demás: una joven madre en bicicleta, con su pequeño hijo en la sillita; una pareja con un bebé recién nacido, abuelas (muchas abuelas), vecinos en general pero en su mayoría, mujeres.

Se reunieron porque están cansados de ver a los jóvenes, e incluso niños, caer en el consumo de drogas. Quieren leyes más rigurosas para quienes se las venden, quieren que no recuperen la libertad a los pocos meses, y piden ayuda para contener a la juventud: “Estamos muy cansados porque han abierto muchos kiosquitos de droga, el chico que una vio nacer ha colgado su guardapolvo para ir a hacer la colita para comprarse su porro, chicos de 12 y 13 años que una los vio crecer. Eso entristece porque luchás y estos embarran todo el trabajo de años”, contó una de las primeras señoras en llegar al salón.

“Los endulzan con un par de zapatillas”

Maira, una joven que trabaja en el club “La Cuchimarra”, ubicado en el centro del barrio, admite que la herramienta de contención que ofrecen, que es el deporte, no alcanza: “Abrimos las puertas del club para sacarlos de la calle pero no encontramos otras alternativas para alejarlos de la droga, se nos hace difícil porque nosotros estamos en el corazón del barrio y los que venden droga rodean el club, rodean el barrio, en el barrio sobran los lugares donde venden, salís del club y te encontrás con los transas del barrio”.

Otra vecina lamenta: “Los agarran y automáticamente los ves otra vez, ves que entran por una puerta y salen por la otra, las leyes no se cumplen como quisiéramos. Esto ya cansa, lo sufrimos todo”; y ante la consulta sobre por qué jóvenes e incluso niños caen en el consumo de estupefacientes, respondió: “El transa más grande los compra con un par de zapatillas, los endulzan así y se meten, porque sus padres no les pueden dar todo lo que quieren y el transa les ofrece lo que sus padres no les pueden comprar”.

Finalmente, el dirigente barrial, Ariel Olivera, quien conoce las realidades de diferentes barrios de Gualeguaychú aseguró que “esto pasa en toda la ciudad y en todas las clases sociales. No es tema de un solo barrio y tenemos que parar con esta situación. Hemos sido respetuosos y esperamos que la Justicia actúe. No criminalizamos al pibe, al contrario: estamos con ellos y queremos ayudarlos, lo que queremos como sociedad es una ley para que cambien las penas para los que les venden la droga a los chicos. Los tiempos de la justicia no son los nuestros, si quieren los llevamos a la noche y les mostramos las edades… todos los días se nos cae uno diferente”.

Vecinos del barrio norte de Gualeguaychú empezaron a juntar firmas para hacer visible su reclamo contra la venta de drogas

La ley como herramienta y la falta de recursos

El coordinador de fiscales de Gualeguaychú, Lisandro Beherán, recordó que la Ley de Narcomenudeo “se provincializó hace poco más de un año, sin embargo, desde entonces no se han ampliado para nada los medios, los recursos judiciales tanto humanos como técnicos. No ha habido ningún tipo de ampliación de presupuesto a estos fines para encarar esta situación, de manera que se está trabajando con la gente que ya estaba en fiscalía”.

El funcionario judicial remarcó además que “la Policía departamental, si bien está trabajando bien y sin parar, tampoco incrementó su personal de manera importante”.

A pesar de estas limitaciones, Beherán resaltó que “se está tratando de combatir este flagelo llevando a cabo muchísimos procedimientos, hubo más de 10 condenas en 2019 y el año pasado también fue importante el número de condenas, al igual que investigaciones y procedimientos, en fiscalía hemos creado, con los medios que tenemos, una oficina dedicada a la cuestión de drogas, pero tampoco se puede en un año y medio desarticular lo que se ha llevando a cabo desde hace décadas.

El comercio de narcomenudeo hace décadas que está instalado en la ciudad. La receta es seguir trabajando paso a paso en esto, sin descansar e ir obteniendo resultados. Terminar definitivamente con el narcomenudeo pienso que va a llevar años porque es una lucha desigual, el crecimiento de la droga es exponencial en todas las localidades de argentina.

Con respecto a los reclamos vecinales, Beherán, quien en su momento también recibió a los vecinos de la zona oeste que se acercaron a Tribunales planteando la misma preocupación que los del barrio norte, señala que “a la gente se le hace saber que no se puede desarticular en un año lo armado en 20 o más años. Lo que se puede hacer es trabajar, trabajar y seguir la lucha diaria y permanente”.

Beherán

“EL NORTE DICE BASTA DE DROGAS”, comunicado enviado por vecinos del barrio norte de Gualeguaychú, a los medios de prensa:


Cansados de ver el crecimiento de comercialización y del consumo de DROGAS, sobre todo en nuestros jóvenes y cada vez más en niños, que a nuestro entender es lo más importante y preciado que tenemos. Vemos que es imposible de parte de todas las instituciones que trabajan y luchan para revertir este flagelo, como nuestros CLUBES que desde lo deportivo brindan contención a diario a todos los niños, de la misma forma hacen lo mismo los CENTROS DE SALUD a través de la prevención, nuestras ESCUELAS aportando desde la EDUCACIÓN y así todas las instituciones que componemos esta comunidad DEL NORTE DE NUESTRA GUALEGUAYCHÚ.
Hoy tenemos que sufrir el dolor de ver a tantos jóvenes que han perdido su familia, sus amistades, dejan de estudiar y en muchos casos HAN PERDIDO SU VIDA.
Sepan que nos duele ver a tantos jóvenes deambulando toda la noche, tantas MADRES llorar noches enteras viendo perder un hijo.
También para muchas familias es injustos sufrir robos y hechos delictivos directamente relacionados con este flagelo, donde cada cosa robada es usada como forma de pago por DROGAS.
Como vecinos organizados pedimos ESTRICTAMENTE a la JUSTICIA, FISCALES, JUECES a la POLICÍA DEPARTAMENTAL que realmente hagan su trabajo y pongan condenas ejemplares a todas aquellas personas que JUEGAN CON LA VIDA DE NUESTRO GURISES llenándose los bolsillos ellos y sus cómplices de más arriba que nadie los toca.
También a todo el arco político y funcionarios, como SENADORES y DIPUTADOS, por favor promulguen leyes que realmente dejen tras las rejas y eviten con cualquier amparo la Libertad y QUE NO SALGAN MÁS.
LOS VECINOS DE GUALEGUAYCHÚ NOS SENTIMOS SOLOS, SENTIMOS QUE LA JUSTICIA HA DADO LA ESPALDA A SU CIUDAD”.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner