Vecinos del Barrio Don Pedro celebran el cese del vertido de efluentes en la cañada Melgar

Mediante un comunicado, los vecinos del Barrio Don Pedro dieron a conocer su interpretación sobre la causa ambiental por la contaminación industrial del PIG y destacaron el compromiso de quienes escucharon su reclamo.

 

En los próximos días finalizará el vertido de efluentes del Parque Industrial Gualeguaychú en la cañada Melgar, cañada que atraviesa la entrada de nuestro barrio y que llevó por más de 40 años los desechos industriales hasta el arroyo Gualeyán y de ahí al río Gualeguaychú, arriba de la toma de agua y los emprendimientos turísticos. Un largo, pestilente y peligroso sendero de contaminación que nunca debió existir, por básica legalidad y racionalidad.

Décadas de desidia, ausencia de control, irresponsabilidad, complicidad. Décadas de ganancia ilegítima, de delito ambiental. Hoy se termina porque los vecinos dijimos ¡YA BASTA!

La presión social y judicial, sin renunciar jamás al diálogo, desembocó en la concreción de la tan dilatada obra de la nueva Planta de Tratamientos del PIG, actualmente en etapa de puesta a punto. El funcionamiento de esta nueva planta debe representar un antes y un después para el medio ambiente y para la sustentabilidad del PIG, sus empresas y trabajadores. Esto debe ser garantizado por un Estado presente, que deberá ejercer un adecuado y permanente poder de policía ambiental.

Hemos dado a la luz esta problemática, muchos nos han escuchado. Y queremos compartir nuestra interpretación. Esta causa ambiental debemos entenderla como un imperativo para refundarnos como ciudad. Porque este proceso destinado a hacer cesar daños irreparables ha desembocado en una resolución que nos pone ante un nuevo compromiso: a los empresarios, al Estado, a los ciudadanos.

Evidentemente las leyes, los discursos de responsabilidad social y buenas prácticas empresarias, la obligación de los Estados municipal y provincial de realizar control efectivo lamentablemente no alcanzan. 40 años demuestran que no son de funcionamiento espontáneo. Somos más bien los ciudadanos de a pie los que debemos, siempre, estar atentos, participar, involucrarnos.

El camino ha sido arduo y extenso: las primeras notas y denuncias; los reclamos en Provincia y Municipio; el cierre del caño que fuera habilitado para que RPB S.A. virtiera sus efluentes industriales en un campo privado; marchas, volanteadas, presencia en los medios; la denuncia en la UFIMA (Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos Contra el Medio Ambiente).

Alcanzamos parte importante de nuestros objetivos: cese y reparación del daño, control estatal reforzado y permanente. Pero sabemos ante estas causas siempre es tarde. Vecinos como Marcela Bohmer, que lucharon por años contra la contaminación y el cuidado del ambiente, no llegaron a ver concretado este paso. A ella, su memoria y a todos aquellos que han sentido como propia la situación de nuestro barrio abrazamos con este logro.

Queremos agradecer a los medios de comunicación y los periodistas que, entendiendo que se trataba de una causa de todos los gualeguaychenses, no dudaron en amplificar nuestra voz; al Foro Ambiental, que tomó el tema y avanzó en los primeros análisis para dar cuenta y prueba de la situación crítica que denunciábamos; a la organización Salvemos el Río, que marchó y reclamó codo a codo con nosotros; al fiscal general Dr. Lisandro Beherán por asumir su tarea con responsabilidad, objetividad y afán de justicia.

Y centralmente queremos agradecer al Dr. Fabián Moreno Navarro, quien ha hecho un trabajo inconmensurable. Sin su compromiso, profesionalismo, dedicación, perseverancia, honestidad y calidad humana hubiera sido imposible concretar este paso.

Gualeguaychú cuenta con una nueva Planta de Tratamiento de Efluentes Industriales, un volcado acorde a los requerimientos legales. El desafío será profundizar este sendero de sustentabilidad, por industrias más limpias y racionales que inviertan en el tratamiento de sus residuos, y mayor control por parte de los Estados provincial y municipal. Para esto, será necesaria siempre una comunidad atenta y participativa.

 

El barrio Don Pedro tiene futuro. Gualeguaychú también.

Comisión Vecinal Barrio Don Pedro

15 de diciembre de 2018

 

 

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner