Verzeñassi: “Si clasificamos venenos de una forma equívoca todo lo que después regule el uso de ese veneno está equivocado”

El integrante del Foro ecologista de Paraná, Daniel Verzeñassi, llegó este jueves a Gualeguaychú para reunirse con los concejales de todos los bloques y hablar sobre el proyecto de ordenanza que prohíbe el uso de glifosato en Gualeguaychú. Antes, brindó una conferencia de prensa.

 

En el Salón de la Memoria de la Municipalidad de Gualeguaychú, Kika Kneeteman, ecologista y responsable del Ecoparque, fue el encargado de presentar ante los medios a Daniel Verzeñassi y lo hizo de la siguiente manera:

“Daniel Verzeñazzi es militante de la vida. Entre tantos compañeros hizo que no existiera el Paraná Medio, cuando alguien quería hacer negocio con el Paraná Medio, allá por los ‘90. Pero además de toda su lucha ecológica es el bioquímico que hizo todos los análisis en el Hospital San Roque, el hospital de niños de Paraná, viendo lo que por un lado decíamos que iba a pasar con este modelo de sojización a lo que nos habían sometido y él era el que con sus estudios y sus ojos pero principalmente con su corazón, vio a cada chico mal formado y a cada chico con leucemia. Nos fue diciendo, en esta lucha de casi 20 años, lo que es este modelo y puso ejemplos, ejemplos tristísimos pero ejemplos que corroboraban lo que decíamos qué iba a pasar”.

Al ser consultado sobre qué es lo que vino a decirles a los concejales gualeguaychuenses, Daniel Verzeñazzi aclaró que “en realidad no es una preparación en especial, es la continuidad de la difusión de lo que estamos intentando generar que es una puesta en agenda de la discusión política, que cada localidad vaya avanzando en medidas restrictivas respecto del uso de venenos en sus ejidos. Y que de esa manera sea un buen anticipo respecto a lo que debemos charlar en cuanto al modelo de producción de lo que ocurre en el territorio en las zonas rurales”.

Según este reconocido ecologista, “las ciudades necesitan poner en debate y en conversación pública este tema de qué hacemos en los espacios que transitamos y cotidianamente andamos. Y como manera de responder el argumento que se usa, creemos nosotros, quizás con buena intención pero equivocadamente, que en el interior de nuestros domicilios tenemos venenos o químicos que pueden ser tanto o más dañinos que lo que estamos cuestionando cuando se usa para el control de malezas o de fito especies. Es un argumento válido que puede ser cierto pero que se desestima en la honestidad de quien lo dice. Porque no hemos a quienes lo argumentan, como para justificar al veneno que usan en sus producciones o en territorios urbanos, generar luchas por la erradicación de ese veneno”.

 

“No queremos ser más envenenados”

En diálogo con los medios, Verzeñassi explicó que “las primeras dos semanas de gestación de un niño en la matriz de su mamá tiene que ser custodiada. Porque cualquier molécula que entre a dañar al organismo, va a tener la posibilidad de generar una alteración del órganos. Quedó demostrado en el laboratorio del Doctor Andrés Carrasco que el glifosato tiene una capacidad de dañar el embrión”, y en ese sentido resaltó que de tantos casos que se ven, “se ha especializado una parte de la medicina quirúrgica en cerrar cavidad abdominal”.

“Debería estudiarse la cantidad de leucemias, linfomas y alteraciones en tejidos blandos. Las alteraciones hormonales. Todos sabemos que las hormonas están totalmente integradas en otro tipo de sistemas integradores. Hoy el hipotiroidismo es una patología corriente”, señaló.

 

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner