Viviendas: Piaggio, en la vereda de enfrente de Bordet

Mientras el gobernador elogia al IAPV, el intendente habla de “paralización del sistema de construcción de viviendas”. Dice que “prácticamente es cero” la cantidad de casas nuevas construidas en los últimos 2 años.

Al finalizar 2017, el gobernador Gustavo Bordet resaltó lo logrado en los dos primeros años de su gestión en el rubro viviendas.

“La provincia exhibe una muy buena performance. En ese marco se destaca el lanzamiento reciente del programa provincial ‘Primero tu casa’, que consiste en la construcción de 500 viviendas con fondos provinciales. Además se concretaron 6252 soluciones habitacionales entre viviendas y mejoramientos, y hay 2799 viviendas en ejecución bajo el Programa Nacional de Viviendas. También en ese marco se entregaron ya 2176 viviendas, beneficiando con el acceso al derecho a la vivienda digna a 79 localidades entrerrianas. Por último, a través de la Unidad Ejecutora de Programas Especiales (UEPE) se ejecutan 3213 viviendas rurales y por cooperativas”, expresó el mandatario.

Además, en Colón se entregaron viviendas correspondientes al acuerdo paritario con los docentes: se trata de diez casas pertenecientes al Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), inauguradas en el marco del Programa Federal Techo Digno, ejecutadas por el IAPV junto a la Secretaría de Vivienda de la Nación.

“Forjar una vida mejor para todos los habitantes es la tarea que tenemos desde el gobierno que encabeza Gustavo Bordet para cumplir el sueño de crecer día a día”, señaló Marcelo Casaretto, titular del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV).

Piaggio con una mirada crítica

El Intendente de Gualeguaychú sostuvo una opinión mucho más crítica sobre el tema, poniendo el foco del avance en las cooperativas de trabajo y la autoconstrucción.

En diálogo con ElDía, señaló que en estos últimos dos años se han entregado casas del IAPV, pero que fueron iniciadas en el gobierno anterior, y que hasta el momento no se ha comenzado ningún barrio nuevo. “Gualeguaychú es una ciudad que en los últimos 15 años tuvo una gran expansión en materia de construcción de viviendas sociales y también de construcción de viviendas de tipo particular hechas por el esfuerzo propio de cada familia”, destacó.

En esta línea, Piaggio remarcó que la ciudad tiene aproximadamente 27 mil viviendas de tipo familiar, de las cuales el 25 % se construyeron los últimos 15 años: “Esto significa un total entre 4 y 5 mil viviendas nuevas”. Estos datos incluyen casas construidas a través del IAPV y también a través de los créditos hipotecarios del ProCreAr.

“Esa expansión no tiene correlato en la época actual. En la historia argentina siempre han sido planes de viviendas financiados por el gobierno nacional en conjunto con los gobiernos provinciales a través de los institutos. Ahora, han generado una paralización el sistema de construcción de viviendas“, sostuvo, al tiempo que aseguró que la cantidad de viviendas nuevas construidas en los últimos dos años “prácticamente es cero”.

“Se han ido entregando las que estaban iniciadas en los gobiernos anteriores. De hecho, en Gualeguaychú hemos podido entregar alrededor de 200 casas, pero iniciadas nuevas todavía no hay ninguna”, remarcó.

La autoconstrucción como alternativa

“Nuestro proyecto político tiene una columna muy fuerte que es el cooperativismo como visión de sociedad y como creación de fuente de trabajo”, dijo Piaggio, quien explicó que encontraron en la autoconstrucción la salida a la situación de estancamiento que señaló más arriba.

En el mismo sentido, resaltó “la consolidación del Banco Municipal de Tierras, que es el primer cuello de botella para poder hablar de viviendas: llevamos actualmente 30 hectáreas y estamos a punto de adquirir otras 30; llegaríamos en los próximos días a tener 60 hectáreas”, adelantó el Intendente.

Esto lograría romper con la lógica de la especulación inmobiliaria sobre el precio de las tierras. Y, según sostuvo Piaggio, esta herramienta le permite al gobierno municipal gestionar viviendas con Provincia y Nación, con mayor respaldo, contando con los espacios para la radicación de nuevos barrios.

En este sentido, señaló que cuentan con unas 700 viviendas gestionadas con el gobierno nacional y provincial. El programa Hago mi Casa, en el ámbito local, fue una alternativa que logró que las personas, en su gran mayoría mujeres, puedan construir sus viviendas acompañadas por equipos de trabajo que fueron guiándolas.

“Ellas pudieron construir las casas sin saber cuál iba a ser para cada una, poniendo el esfuerzo para todas, cubriéndose entre ellas, poniendo lo mejor para el equipo y de esa manera pudieron tenerla”, contó Piaggio y resaltó: “Estamos por terminar 20 casas más que se entregarán en estos días y hay otro grupo de 40 que ya están trabajando; la idea es que en el 2018 lleguemos a otras 60 más”, concluyó.

 

El Día.

Comentarios