Wagner confesó el crimen de Micaela y apuntó a su empleador como cómplice

El acusado por el crimen de Micaela García, Sebastián Wagner, reconoció ser el autor de la violación y el asesinato de la joven. Dijo que su empleador, Néstor Pavón, fue cómplice del hecho ocurrido en Gualeguay, el pasado 1º de abril.

Sebastián Wagner, el principal sospechoso en torno al crimen de la joven Micaela García, se declaró hoy culpable ante el fiscal del caso e incriminó como cómplice a su patrón, Néstor Pavón, quien ya había sido arrestado por posible encubrimiento.
Wagner hizo esas afirmaciones al ser indagado por el fiscal Ignacio Telenta en la cárcel de Federal, adonde fue alojado tras ser detenido por el crimen cometido en la ciudad de Gualeguay.

Al igual que lo hizo con la policía apenas quedó detenido, Wagner se quebró y confesó ante el fiscal el crimen de Micaela García. En declaración indagatoria, el acusado además, involucró a su empleador, Néstor Pavón quien ya había sido detenido con prisión preventiva por encubrirlo.
El imputado, asistido por la defensa oficial, prestó declaración, “reconociendo su co-autoría en el hecho, y dio cuenta de la autoría conjunta de Néstor Roberto Pavón, quien fuera indagado el día 8 de abril pasado por el Fiscal como partícipe en el hecho”, resaltó el comunicado oficial de la justicia entrerriana.

Wagner comenzó a declarar a partir de las 11, en las instalaciones de la Unidad Penal de Federal, donde está confinado. El sujeto condenado por dos violaciones, fue imputado por abuso sexual y homicidio triplemente agravado.
Se le imputó el abuso sexual con acceso carnal y el posterior homicidio calificado por alevosía, por femicidio y criminis causae (que califica a los asesinatos cometidos para preparar u ocultar otro delito, en este caso, la violación) de Micaela García, ocurrido el pasado 1º de abril”, indicaron fuentes tribunalicias.

En su relato de declaración indagatoria, Wagner se declaró culpable de la desaparición y violación de Micaela. Además, señaló al dueño del lavadero como el responsable del asesinato de la joven. Si bien, aún no hay pruebas concretas en su contra, hay indicios que lo colocan como un posible co-autor del femicidio. Aunque el Ministerio Público Fiscal, aclaró esta tarde, que “se continúa la etapa de recolección probatoria”.

En la jornada anterior, los investigadores habían encontrado rastros en el Renault 18 Break que utilizaba Wagner que indicaban que la víctima estuvo en el interior del vehículo del imputado.
Según se supo, el principal sospechoso, que había sido detenido el viernes pasado en la localidad bonaerense de Moreno, ya le había anticipado a los guardias de la cárcel su decisión de confesar el crimen.

El padre de Micaela García se hizo eco de la noticia en su perfil de la red social Facebook. Yuyo García señaló que “el fiscal Ignacio Telenta le tomó declaración a Sebastián Wagner y se confesó como autor del asesinato y también declaró que no actuó solo, sino que lo hizo con Pavón, el dueño del lavadero. Ojalá le den perpetua y no haya más víctimas”, pidió Néstor García.

.

.

Micaela, una militante del Movimiento Evita oriunda de Concepción del Uruguay y que estudiaba profesorado de educación física, desapareció el sábado 1º de abril tras salir de un local bailable y fue encontrada muerta seis días más tarde, con signos de haber sido estrangulada y posiblemente violada.
Las cámaras de seguridad, apenas comenzó a investigarse el caso y cuando la chica se encontraba desaparecida, habían detectado que el auto de Wagner circuló cerca de la joven mientras ella caminaba por las calles de la ciudad y a partir de ese momento, el hombre de 30 años, que nueve meses antes había salido de la prisión en la que cumplía una condena por dos violaciones, había comenzado a ser intensamente buscado.
Por esos días, también fueron detenidos Pavón y Fabián Ehcosor, un militar retirado pareja de la madre de Wagner, también acusado de colaborar con el asesino.

 

El Once

 

Comentarios