Ya está en Gualeguaychú el detenido por el crimen del militar

Este mediodía, una comisión policial conformada por el Grupo Especial de la Jefatura Departamental Gualeguaychú trasladó desde Campana a Ariel Morales, detenido por el crimen de José María Romero. Al llegar, lo aguardaban su padre y su madre, quienes también habían llegado desde Campana y no salían de su asombro y angustia.

 

José María Romero, un militar retirado de 83 años, fue hallado sin vida, muy golpeado y precintado, el martes pasado por la mañana en su casa de la calle San Martín, entre Caseros y Alem, de Gualeguaychú. Lo encontró su abogado, quien al llegar al domicilio de su cliente encontró la puerta entreabierta, escuchó el televisor encendido y tras llamarlo con insistencia, se introdujo en la casa y lo vio tirado en el suelo.

El resultado de la autopsia determinó que Romero falleció de un paro cardio respiratorio generado por los politraumatismos en la zona craneal y toráxica, sobre el lado derecho, en ambos casos.

El detenido, de 33 años de edad, se encontraba alojado desde el 10 de agosto, luego de ser allanada una vivienda del Barrio “San Felipe”, procedimiento que se realizó en forma conjunta entre las D.D.I de Gualeguaychú, la División Homicidios de la provincia de Entre Ríos y la D.D.I de Zárate Campana.

Está probado que llegó el lunes a Gualeguaychú y se fue esa misma noche. Fue atrapado en Campana y le encontraron las tres armas y documentación personal de José María Romero. Además presenta una lesión en su mano izquierda que sería compatible con las lesiones en la víctima.

Este mediodía, cuando llegó a la Jefatura, su madre y su padre lo esperaban congojados en la puerta de ingreso. Él, al verlos, les pidió que le mandaran «saludos a Jorge», su hijo de dos años.

 

Foto: Infoner

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner