Del gouffre al azur

Todo epígrafe no es más que uno de los tantos lindes que demarcan la zona circundante de un texto, del propio texto. Esta cintura es anticipatoria. No se abraza, se cruza para ingresar a un universo lingüístico que habilita la suspensión en el tiempo y la participación, ya como testigos, ya como protagonistas, a partir de la identificación, en una historia que no es la nuestra o tal vez sí. La ficción se vuelve realidad. En algunos casos la realidad se ficcionaliza para poder referirla con mayor libertad. El epígrafe…

Leer más