Frondizi y el homenaje a Urquiza en la Histórica

El 11 de abril de 1959, hace 61 años, el presidente Arturo Frondizi visitó Concepción del Uruguay para rendir homenaje a la memoria del organizador de la Nación, Presidente Constitucional (1854/1860) Justo José de Urquiza, encabezando la ceremonia oficial en la que sus restos fueron sepultados en féretro ceremonial donado por el gobierno nacional en el mausoleo que se habilitó en la Basílica de esta ciudad.

Esta recordación la hacemos precisamente al cumplirse 150 años del aniversario del magnicidio que significó el asesinato de Urquiza, consumado el 11 de abril de 1870.

Esta perspectiva destaca el alto significado institucional e histórico de aquella presencia presidencial con su discurso alusivo, acompañado de las más altas autoridades provinciales y municipales junto al pueblo que participó en la conmemoración de la efemérides.

Concepción del Uruguay recibía a Frondizi con los honores propios a su alta investidura, y lo hacía con la calidez que inspiraba su persona por las amplias relaciones que él mantenía por haber residido su familia en la ciudad entre 1912 y 1924; por su paso por la Escuela Urquiza, durante su enseñanza primaria, sus relaciones deportivas, y por sus estudios en el Colegio Histórico durante los primeros años del bachillerato. El distinguido huésped se sentía como en su propia casa.

De aquellos años juveniles de Frondizi se destacan tres amistades primordiales para su vida política y personal, iniciadas y enriquecidas desde Concepción de Uruguay: Luis R. MacKay, oriundo de Gualeguay; David Blejer, de Villaguay; y Juan José Bruno, de Concepción del Uruguay. Cada uno de estos amigos entrañables lo acompañaron durante la visita y cumplieron roles destacados en el gobierno y en la vida del nuestro protagonista.

Archivo Histórico de Radio y Televisión Argentina

Este video nos permite reconstruir los momentos más destacados de la visita presidencial del 11 de abril de 1959: Comienzan los actos por la mañana con el arribo al puerto local del Vapor Washington, que transportaba a la delegación presidencial, integrada por parte del gabinete nacional; la recepción por parte del gobernador Raúl Uranga y el intendente Juan Egidio Lacava, quien pronuncia el mensaje de bienvenida y el cual es agradecido por el Presidente. Luego, el traslado de la comitiva al centro de la ciudad con las ceremonias en el Colegio del Uruguay; la integración de la guardia de honores con alumnos del Colegio y oficiales del Ejército que trasladaron el féretro de Urquiza al mausoleo de la Basílica; el desarrollo del desfile militar; y, en ese marco, el discurso del presidente Arturo Frondizi destacando el legado del organizador de la Nación.

En la concepción del desarrollo nacional que asumió Frondizi, tanto en su gobierno ─ver su mensaje del 1/5/1958 y el discurso «Con todos los argentinos para todos los argentinos» del 15/3/1962─, como en su prolongada vida política, Urquiza ejerce una influencia notable; la idea de la unidad nacional; el impulso al pensamiento científico y tecnológico, la inmigración, el desarrollo de los transportes modernos y las comunicaciones pasarán a ser ejes que nutren sus mensajes presidenciales y sus actuaciones académicas hasta el fin de sus días.

Cerramos este breve comentario de aquella visita histórica de 1959, destacando las visitas de Frondizi a nuestra ciudad en 1974 para acompañar al Colegio del Uruguay en su cumpleaños 125º, y en 1993, para acompañar a la Escuela Urquiza en su centenario.



Héctor Sauret
Profesor Titular de Historia Constitucional, Abogacía,
en la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU)

Notas relacionadas