Cultura

La que murió de amor

La dama de la imagen es Isabel Frutos, conocida en la historia de Gualeguaychú como “la que murió de amor”.

Fue hija de don Benito Frutos y de Doña Petrona Carmona.

Cuentan las crónicas de la época que Isabel se enamoró perdidamente de un forastero, un modesto empleado de comercio, pero su padre, arguyendo el escaso porvenir del joven, se opuso tenazmente al noviazgo.

Ofendido en su amor propio, el forastero se alejó de Gualeguaychú. Isabel enfermó de pesadumbre y murió con 19 años recién cumplidos.

Su muerte temprana inspiró a su primo, Olegario V. Andrade quien escribió un poesía que comienza así:

 

 Cual luz fugitiva que cruza la esfera

cual rosa marchita del viento al nacer

así se concluye tu triste carrera

mi joven amiga, mi tierna Isabel.

Read More →

Crece el “conmigo no cuenten”

Como una ola, pero no verde, crece tras la media sanción en Diputados la respuesta de médicos y médicas del país diciendo “conmigo no cuenten”. Uno de estos médicos es Ralph Bravo. Vive en San Luis y atiende allí en la Clínica Cerhu. Este es su planteo:

“Cuando, hace muchos años, orgulloso, ingresé en Medicina en la UBA, entré con la inocente suposición que allí, entre otras cosas, iba a aprender a como salvar vidas. Ahora me dicen que contra todos mis principios debo terminar con una vida si me es solicitado y si no lo hago es posible que vaya preso.

Cursé, en primer año, Histología en la Cátedra del Dr De Robertis,un prócer de la medicina Argentina y mundial y en las semanas que correspondían a embriología aprendí que de la unión de los núcleos del óvulo y el espermatozoide se forma un ADN nuevo, único e irrepetible. Y que ese ADN dirige la división y la especialización de esa primer célula totipotencial en un proceso continuo. En ese momento decidí ser obstetra, para cuidar ese increíble viaje. Ahora parece que en la semana 12 no hay nada y en la 13 aparece la vida humana… de algún lado.

Estudié Salud Pública, y me hablaron muchas veces de la relación Costo-Beneficio y de tratar de usar los recursos de forma eficiente para poder garantizar el mayor impacto en la salud de la mayor cantidad de personas. Ahora parece que es más inteligente destinar los fondos públicos en garantizar el aborto, que es un extremadamente bajo porcentaje de mortalidad materna. De hecho y gracias a Dios,y a las políticas de prevención no ha habido en San Luis ni una muerte por esta causa en los últimos años.A estas políticas de prevención se deberían dirigir esos recursos para mejorar la atención en centros de Salud y garantizar los controles ginecológicos obstetricos y seguir previniendo embarazos no deseados.

Estudié también en su momento bioestadistica, para poder interpretar los marcadores de salud, para saber lo que es media, mediana, tasa. Por suerte vino Flor de la V para enseñarme que en Argentina mueren 54 mujeres por minuto por aborto. Y gracias a los actores y actrices me enteré que en Argentina se practican 500 mil abortos, y que el aborto es la principal causa de muerte materna. Y yo que como un tonto le creía a las estadísticas del ministerio de Salud que dicen que son 43 muertes al año. ¡Qué iluso!

En su momento también estudié medicina legal. Con tantas cosas a tener en cuenta para que no te hagan los temidos juicios de mala praxis. Una una de las frecuentes preguntas de examen era el artículo que dice: “el que causare aborto tendrá pena de 3 a 10 años de prisión e Inhabilitación por el doble de años de la pena”. Hoy escucho que hay un proyecto de ley por la cual el Estado quiere obligarme dentro de un par de días a hacer lo que hasta ahora me prohíbe.

Cuando finalmente cursé Ginecología y Obstetricia mis queridos maestros, muchos de los cuales, son los que marcaron y marcan hoy el camino de la Obstetricia Argentina me señalaban que nuestra singular especialidad debe cuidar de los dos pacientes en simultáneo. De hecho los expertos lo son en Medicinal Materno Fetal. Ahora me dicen que lo que está en la panza es solo un feto, un conjunto de células que se pueden extraer y destruir así sin más. Ni se me ocurra pensarlo como persona.

A poco de recibirme hice el juramento Hipocrático. Cientos de miles de colegas me precedieron por más de mil años. Ahí prometí solemnemente por mi honor y ante mis maestros, mis formadores y mis colegas, entre otras cosas, defender la vida desde la concepción. Ahora hay legisladores que quieren hacerme romper ese juramento.

Luego tuve el privilegio de hacer mí residencia médica en uno de los más avanzados centros de la Argentina. Aprendí muchas cosas técnicas y múltiples protocolos de manejo, también aprendí a escuchar a la paciente y a asesorarla y si luego de este contacto ella decidió seguir con su camino hacia el aborto acompañarla para que no sufra daños. Hoy tengo que aceptar, sin siquiera charlarlo y dar mí opinión profesional las intenciones de la paciente.

Continué con una especialidad de tres años en un país, Estados Unidos, y un estado, Tennessee, donde el aborto está permitido hasta la semana 14 y, si bien yo no estaba de acuerdo, nunca sufrí de ningún tipo de presión para aceptarlo y los muchos colegas y centros que no estaban de acuerdo no tenían obligación alguna de realizar un procedimiento que va su contra de sus principios. Esta ley no me permite está posibilidad.

Me dicen que “legal o ilegal el aborto mata igual”…Y yo me pregunto: si es ilegal, ¿por qué no perseguir, y cumplir la ley ejemplarmente con todos esos médicos, enfermeros, curanderos, parteras que, con impunidad hacen algo ilegal y que son los responsables directos de esas muertes de mujeres?

¿Por qué no pensamos una propuesta superadora?

Educación sexual para poder decidir, anticonceptivos para no abortar.
Cumplir la ley y llevar a la justicia a los que practican abortos, y que cumplan condena efectiva para que no mueran más mujeres, ni bebés.
Terminar con la burocracia para poder adoptar.

(No es mi moral, no es mi religión, es lo que me enseñó mi universidad pública, laica y de calidad durante toda la carrera. Hago mías estas sencillas lineas donde introduje una larga serie de modificaciones personales, pero continué la idea directriz. R.B.)”.

Read More →

Contigiani, el hombre que recogió a una bebé de un basural y hoy es su hija

El diputado nacional por la provincia de Santa Fe Luis Contigiani entró en el foco de la polémica por su postura abierta ante la despenalización del aborto. Sorprendió anunciando su renuncia al Bloque Socialista en la Cámara de Diputados para poder votar libremente, y su alocución ya hace historia. Lo que muchos no conocen de este funcionario es la emotiva, única y maravillosa historia detrás del vínculo con su hija.

Read More →